Tag Archives: queratoconjuntivitis seca

Noa, una pastor aleman con pannus pigmentario.

5 Nov

DSC_1003

Hola! Todos conocéis a Noa, una pastor aleman que hace poco estuvo en la clínica por una mastitis.

Pues ahora, ya recuperada de la mastitis, Noa ha venido a visitarnos porqué su dueño le ha visto los ojos más rojos.

Hemos explorado a Noa y hemos detectado estas lesiones:

DSC_1096 (1)

Como podéis ver son lesiones que afectan al canto lateral de ambos ojos, afectan la córnea y son zonas vascularizadas y pigmentarias.

¿Qué  tiene Noa?

Noa tiene una queratitis superficial crónica o un pannus pigmentario o una queratitis del pastor aleman.

¿Qué es el pannus pigmentario o queratitis crónica superficial?

Es una enfermedad inmunomediada que afecta la córnea. Se caracteriza por una infiltración de vasos sanguíneos, tejido de granulación y pigmento en la córnea.

images

Queratitis superficial con pigmentación de buena parte de la córnea. Imagen de visionveterinaria.wordpress.com.

Inmunomediado significa que es la reacción del propio sistema inmunológico quien causa la inflamación y las lesiones.

La córnea es la capa más externa del ojo y es transparente, si esta capa se vasculariza y pigmenta pierda la transparencia y por lo tanto hay alteraciones en la visión.

¿A qué animales suele afectar?

Afecta solo a perros, no se ha descrito la enfermedad en gatos.

Afecta a animales adultos y las razas grandes y sus cruces tienen más incidencia.

Hay una predisposición racial en el pastor aleman, el greyhound, el pastor belga, los teckels, los border collie, husky…

La radiación solar es un factor de riesgo. Hay una elevada incidencia en las regiones geográficas más altas (> 1500 m) y con intenso sol. Los animales que viven en zonas con alta radiación solar responden peor a los tratamientos que los animales que viven en menor altura o menor radiación solar.

¿Qué signos clínicos da?

Generalmente afecta a los dos ojos ( bilateral).

Suele aparecer una zona enrojecida, con pequeños vasos sanguíneos y áreas pigmentadas en la córnea.  Generalmente las lesiones empiezan en la zona lateral o ventrolateral de la córnea ( justo dónde observamos las lesiones a Noa).

Estas lesiones pueden progresar y afectar todo el ojo produciendo ceguera.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico se basa en las características de las lesiones, la historia clínica y descartando causas de vascularización corneal como la queratoconjuntivitis seca o las  úlceras corneales.

Para descartar una queratoconjuntivitis seca o ojo seco podemos realizar un test de schirmer, una prueba sencilla y rápida que consiste en medir la cantidad de lagrima que produce cada ojo. Los valores normales del perro son de 16-17 mm/min aunque se considera normal Z 15 mm/min.

Test de Schirmer. Consiste en poner dos tiras de papel especial en el ojo y medir la cantidad de lágrima en un minuto.
Imagen de exspot.es.

 

Para detectar úlceras en la cornea aplicamos un tinte que se llama fluoresceína.  Este tinte, que es de color naranja, no se adhiere a la cornea sana, pero si hay alguna lesión en ella se adhiere y la lesión adquiere un color verde.

Colirio de fluoresceína.
Imagen de zl.elsevier.es.

¿Podemos prevenir esta enfermedad?

Más que prevenirla podemos intentar minimizar los factores de riesgo.

Una manera fácil de evitar la exposición a la radiación solar es evitar que el animal pase mucho rato al sol o salga al exterior durante las horas de más radiación solar.

En países con mucha radiación solar se pueden usar gafas de sol protectoras.

images (1)

Imagen de mascotasonlineblog.wordpress.com.

Otra manera de prevenirla es evitando cruzar los animales afectados ya que hay una predisposición genética y racial.

¿Cómo podemos tratar el pannus pigmentario?

El pannus pigmentario requiere un tratamiento inicial agresivo para poder parar el proceso inmunomediado. Una vez estabilizado podemos aplicar una terapia de mantenimiento.

Hemos de recordar que es una enfermedad inmunomediada y no tiene cura, los tratamientos seran de por vida.

El tratamiento agudo consiste en la administración de colirios con corticosteroides y ciclosporina A, un potente agente inmunosupresor. En algunos casos es necesaria la medicación oral con inmunospresores como la prednisona o incluso la azatioprina.

Una vez el proceso está controlada la medicación se mantendrá de por vida. La medicación crónica suele realizarse con ciclosporina A en colirio aplicado 1-2 veces al día.

En un inicio se realizaran controles cada 3-4 semanas y una vez estable podemos realizar controles cada 3-6 meses.

Noa ha iniciado el tratamiento con un colirio de cortisona y cicloporina A al 2% cada 12h. Lleva una semana con tratamiento y de momento la cosa no ha empeorado.

Iris Pérez.

La queratoconjuntivitis seca o ojo seco.

26 Jun

Ojo seco.
Imagen diagnosticoveterinario.com.

Hola a todos hoy os quiero hablar de una enfermedad que puede afectar al ojo de los perros y puede llegar a producir lesiones muy graves con perdida de visión: la queratoconjuntivitis seca.

La queratoconjuntivitis seca (QCS) es una enfermedad común en el perro que se caracteriza por una inflamación crónica de las glándulas lgrimales, la córnea y la conjuntiva, que conduce a alteraciones cualitativas y cuantitativas de la lágrima. Esto significa que hay unmenos lágrima y de peor cualidad.

Esto provoca que la cornea se dañe al no estar protegida por la lagrima.

Anatomía del ojo del perro. La cornea es la parte transparente del ojo. El aparato lacrimal se encuentra entre los párpados y la cornea.
Imagen de bioero.com.

¿Qué lo causa?

Existen diferentes causas que pueden producir la disminución de la producción lagrimal, entre ellas existen causas congénitas (no formación o mala formación de la glándula lagrimal), exposición a ciertos virus (el moquillo por ejemplo), causas toxicas, causas nerviosas o causas autoinmunes.

Una raza que genéticamente está predispuesta a sufrir este problema son los yorkshire terriers, los cocker spaniel, los shih tzu y los Lhasa apso.

¿Qué signos provoca?

La característica de la enfermedad es la presencia de una secreción mucosa. Otros signos son enrojecimiento, vascularización en la cornea, manchas en la cornea, úlceras corneales, pigmentación…

Ojo seco con pigmenación y neovascularización corneal severa.
Imagen de http://www.veterinaria-online.com.ar/.

Todos estos daños corneales conducen a ceguera.

Queratitis seca grave.
Imagen de vetblog.vetjg.com.

¿Cómo se diagnostica?

El dagnóstico se confirma por sospecha clínica y el test de schirmer, una prueba sencilla y rápida que consiste en medir la cantidad de lagrima que produce cada ojo. Los valores normales del perro son de 16-17 mm/min aunque se considera normal Z 15 mm/min.

Test de Schirmer. Consiste en poner dos tiras de papel especial en el ojo y medir la cantidad de lágrima en un minuto.
Imagen de exspot.es.

¿Existe tratamiento?

El tratamiento médico tradicional ha consisitido en el remplazo de las lágrimas faltantes con soluciones especiales., pero el problema es que estos agentes  no tienen propiedades antiinflamatorias y no aportan algunos constituyentes importantes de la lágrima, además, y debido a su rápida evaporación, deben administrarse muy frecuentemente.

El tratamiento de elección y, debido a una posible causa autoinmune, es la ciclosporina A. Este agente disminuye la inflamación de la glándula lagrimal y aumenta la producción de lágrima.

Existe ambién la posibilidad de tratamientos quirúrgicos. El más utilizado es la transposición del conducto de Stenon, un conducto que sale de la glándula parotída y va hacia la boca para llevar la saliva. Con esta cirugía conseguimos que la saliva vaya al ojo y lo mantenga humedecido. Se reserva solo en casos de extrema gravedad.

Resumiendo, la QCS es un enfermedad frecuente pero subdiagnosticada, el diagnóstico es muy fácil y cogida a tiempo puede preservar la salud visual de nuestro perro.

Iris Pérez.

Fuentes: Oftalmología Clínica en animales de compañía, Daniel Herrera, Inter-médica editorial.

A %d blogueros les gusta esto: