Tag Archives: radiografía de abdomen

¿Qué se ha tragado Ronnie?: cuerpo extraño en el estómago de un Bull Terrier.

8 May

Hoy ha acudido a nuestra clínica la propietaria de Ronnie preocupada porque llevaba varios días vomitando y con diarrea oscura.
Ronnie es un Bull Terrier macho, que se distinguen por su valentía y su extrema resistencia.
La veterinaria que lo ha visitado ha decidido realizar una radiografía de abdomen dados los síntomas digestivos del perro.

En la radiografía, se aprecia una masa de opacidad marcada en el abdomen. Podría estar en estómago o intestino. Sin embargo, a la palpación Ronnie no se queja; esto hace pensar que probablemente esta alteración no se sitúe en el intestino, ya que en ese caso el animal manifestaría dolor al palparle esta zona.
Decidimos operar para averiguar de qué se trata y retirarlo.
Al efectuar la laparotomía exploratoria (apertura de la pared abdominal para ver qué sucede) descubrimos que se trata de un cuerpo extraño alojado en el estómago, y que tiene un volumen considerable.


Se trata de un juguete de goma dura, o incluso de varios. Por su tamaño, no ha podido pasar al intestino. Victoria realiza una incisión de la pared gástrica (gastrotomía) y extrae todo este sorprendente material.

La gastrotomía es una intervención segura pese a ser espectacular: el estómago cicatriza generalmente muy bien, mucho mejor que el intestino.
Ahora Ronnie está hospitalizado y toma suero; también se le administra analgesia para controlar el dolor.
Mañana sus propietarios podrán visitarle y ver lo que se había tragado: ¡ qué sorpresa!
Espero que os haya interesado!
David Prandi Chevalier

Lili gestante: radiografía y ecografía a los 40 días de gestación.

12 Mar

Hola!

Ayer estábamos haciendo una visita urgente en día festivo de un perro atropellado, un Labrador Retriever llamado Troy, que por suerte resultó no tener lesiones graves.

Al tener a Lili conmigo en la clínica y haber puesto en marcha el aparato de rayos X y el ecógrafo, decidí que era un buen momento para comprobar cómo iba la gestación.

Antes de hacer estas pruebas diagnósticas, pesé a Lili y me sorprendí al ver que su peso era de 9.65 kg en lugar de los 7 kg habituales! Por sí solo, esto indicaba un cambio importante. De hecho, desde hace unos días le cuesta más subir a los sitios, se echa por el suelo y a ratos respira más rápido. Sin embargo, sigue tan selectiva como siempre con la comida, cuando en teoría sus necesidades de energía se han disparado…

Hicimos en primer lugar la radiografía de abdomen: como ves en la imagen, se observan unas masas de opacidad líquido en el abdomen, pero no se ven los huesos de los fetos todavía. Esto se debe a que la osificación se hace visible radiográficamente a los 42-45 días de gestación, y ella sólo lleva unos 40 días.

A continuación, le afeitamos el pelo del abdomen para hacer la ecografía. Ella se lo tomó con filosofía (estos humanos están un poco locos) y nosotros nos dedicamos a buscar cuántos fetos eran visibles con el ecógrafo y también (muy importante) si veíamos cómo les latía el corazón. En una ecografía anterior (hace 10 días) una compañera vió que habían 3 fetos en el cuerno uterino derecho y 1 en el cuerno uterino izquierdo. El problema era que el feto del lado izquierdo no mostraba latido cardiaco: entonces la duda era si no se veía o realmente no latía…

Por suerte, ayer el corazón de este feto se vió latir normalmente, como puedes ver en el vídeo a continuación. Es una estructura más oscura que el resto del feto y que tiene movimiento, como de abrirse   y cerrarse.

En una perra, la ecografía puede permitir un diagnóstico de gestación a partir de los 21 días. La radiografía tarda más (42-45 días) pero es mejor para contar exactamente cuántos fetos hay, lo cual es importante para estar seguros de que un parto ha finalizado o no.

Espero que todo siga bien, os mantendré informados!

David Prandi Chevalier

A %d blogueros les gusta esto: