Tag Archives: seminoma perro

Tote y su tumor testicular

25 Mar

¡Hola!

Os presento a Tote, un perro de 12 años de edad. Hace unos años, en una revisión rutinaria para vacunarlo se observó que tenía un testículo más pequeño del normal, y que el otro presentaba alguna irregularidad y al tacto era más duro.

20140325-103132.jpg

Tote

En su momento, se recomendó a sus propietarios que castraran a Tote, pero no se realizó. Ahora, pasado un tiempo, su testículo anormal se ha incrementado significativamente de tamaño y el otro se encuentra muy atrofiado.

¿Qué puede hacer que el testículo de Tote haya incrementado tanto su tamaño?

Lo ideal para tener un diagnóstico de lo que le esta ocurriendo a este testículo es realizar una ecografía, en ella se puede observar si existen quistes, una posible torsión testicular o si el aspecto es tumoral. En este último caso también es muy útil realizar una punción para intentar determinar el tipo de células presentes.

En el caso de Tote, debido a un tema económico no se ha podido realizar nada de esto, pero debido a su historia clínica y teniendo en cuenta la evolución y el tacto del testículo, todo parece conducirnos a que Tote padezca un tumor testicular.

Hay diferentes tipos de tumores:

  • Tumor de células germinales o seminoma.
  • Tumores estromales: intersticial o de Leydig, y tumor de células de Sertoli.

Para determinar que tipo de tumor es, lo que se debe realizar es una biopsia tras retirar el testículo tumoral.

¿Cuáles son los síntomas que presentaba Tote?

En realidad Tote sólo presentaba un cambio en el tamaño testicular. No obstante, los tumores testiculares son muy frecuentes en perros (no tanto en gatos ya que se suelen castrar más a menudo), suelen presentarse a partir de los 7 años de edad, independientemente de la raza (aunque los bóxer tienen una mayor predisposición).

Dependiendo del tipo de tumor, se puede presentar un incremento del tamaño del testículo afectado y una atrofia del otro  como es el caso de Tote, pero también se puede observar una pérdida de pelo simétrica, feminización (incremento del tamaño de las mamas, atracción hacia otros machos, letargo, pérdida de lívido…) sobretodo en el caso del tumor de células de Sertoli.

320px-Bald_thigh

Alopecia bilateral simétrica en un galgo – deporte.temadictos.org

Se tiene que tener en cuenta cualquiera de estos síntomas, sobretodo en perros criptórquidos (que tienen uno o los dos testículos dentro de abdomen o en la zona inguinal), ya que es sobretodo en estos animales en los que se pueden presentar tumores testiculares.

¿Qué se hemos hecho con Tote?

Debido a la falta de presupuesto, lo que se ha hecho ha sido castrarlo. Al retirar el testículo tumoral (y aprovechando la cirugía el otro atrofiado también) solucionamos el problema. Los tumores testiculares normalmente no metastatizan, así que en principio con castrarlo debería ser suficiente.

20140325-103212.jpg

Testículo tumoral y testículo atrofiado de Tote

Por ahora la evolución de Tote es correcta, ha tenido algunas molestias después de la cirugía, pero cada vez esta más animado.

Elisabet Villanego

Problemas testiculares en el perro.

6 Nov

Hola a todos!

Muchas veces el propietario de un perro nos comenta que sus testículos tienen tamaño diferente o lo encontramos nosotros durante un examen físico rutinario.

Asimetría testicular evidente.
Imagen de veterinaria1994.blogspot.com.

La patalogía testicular del perro es diversa y la podemos dividir en 2 grandes grupos:

1) Patología no tumoral: podemos incluir procesos como el hermafroditismo, el hipogonadismo , criptorquidismo ( http://wp.me/p2cDmE-Zw), orquitis agudas, orquitis crónicas, hipoplasia testicular, hidrocele, la torsión testicular o la epididimitis.

Criptórquido inguinal.
Imagen de es.wikipedia.org.

2) Patología tumoral: prácticamente todos los tumores testiculares diagnosticados en el perro pertenecen a unos de los siguientes tipos:

– tumor de células de sertoli o sertolinomas: produce un síndrome de feminización que se caracterza por alteraciones cutáneas, hematológicas, comportamentales, en la glándula mamaria. Tienen una baja incidencia de metástasis.

– tumores ce células de leyding o tumores de células intersticiales.

– tumor de células del epitelio seminífero o seminomas.

Los tumores testiculares son frecuentes en el perro ocupando el segundo lugar de prevalencia después de los de piel.

En el gato también se diagnostican tumores testiculares, sin embargo, se suelen castrar la mayoría de gatos y hace que muy raramente se observen en la clínica.

¿Cómo se diagnostican estas patologías?

Debido a su origen diversos podemos tener síntomas clínicos diversos.

El examen físico y la inspección visual del escroto, la palpación ( simetría, textura…) son básicas para el diagnóstico.

Por ejemplo, un testículo doloroso, caliente, con un aumento de tamaño puede hacernos sospechar de una orquitis o inflamación testicular.

A veces podemos encontrar un testículo normal y otro más pequeño o atrofiado debido a algún proceso inflamatorio anterior sin tener mayor repercusión clínica.

Testículo normal visto por ecografía.

Testículo del mismo perro que la imagen anterior. Este testículo está atrofiado y hay una zona más blanca que indica que el tejido testicular ha sido sustituido por tejido fibroso. En principio la causa puede ser una orquitis antigu.

Se pueden realizar otra pruebas como la ecografía , el estudi del eyaculado, la citología prepucial…

Tumor testicular, visión ecográfica.
Imagen de informaciona.com.

En caso de sospecha de tumor  el tratamiento de elección es la orquidectomía, es decir, la castración y análisis histopatológico del tejido afectado.

Si sospecháis de un problema testicular en vuestro perro consultad con vuestro veterinario, él os aconsejará de lo que se debería hacer para determinar el origen.

Iris Pérez.

Clínica Veterinaria Betulia.

A %d blogueros les gusta esto: