Tag Archives: shih-tzu

Descemetocele en un perro.

17 Oct

Hola!

Os presente a Lucas, un Shih Tzu con una lesión en su ojo. Su dueño a observado que tiene el centro del ojo más rojo.

lucas1

Los Shih Tzu son perros propensos a los problemas oculares ya que suelen tener macroblefaron o aperutas palpebrales muy grandes lo que les predispone a lesiones corneales ya que hay una exposición elevada del globo ocular.

¿ Qué le ocurre a Lucas?

lucas 2

 

lucas3

La lesión del ojo de Lucas es un descemetocele.

A continuación os explico qué es y como se puede tratar.

Las alteraciones corneales son frecuentes en el perro.

Las erosiones o úlceras corneales son uno de los problemas más frecuentes en la clínica veterinaria.

Para entender un poco más su patología es importante conocer su estructura.

La córnea está formada por:

  • El epitelio corneal, la capa más superficial y con una membrana basal.
  • El estroma o capa intermedia.
  • El endotelio o capa más profunda, que se encarga de regular la hidratación del estroma. Tiene una membrana basal denominada membrana de Descemet.

En los gatos tiene un grosor de 469 a 832 micrometros y en los perros 0.558 mm.

images (5)

Imagen de santgar.com.

Cuando hay una rotura del epitelio corneal o primeras capas del estroma se produce una úlcera superficial.

Para detectar lesiones en la cornea aplicamos un tinte que se llama fluoresceína.  Este tinte, que es de color naranja, no se adhiere a la cornea sana, pero si hay alguna lesión en ella se adhiere y la lesión adquiere un color verde.

Colirio de fluoresceína.
Imagen de zl.elsevier.es.

Úlcera no complicada.

Si se afectan dos tercios del estroma estamos hablando de úlceras profundas.

Si la afectación corneal llega hasta la membrana de Descemet se produce un descemetocele.  Cuando llega a la membrana de Descemet el test de fluoresceína es negativo. En casos de afectación de esta membrana puede llegar a perforarse el ojo produciéndose  salida del humor acuoso de la cámara interior del ojo hacia el exterior ( ver imagen).

im6

Ojo perforado. Imagen de urgenciasoftalmologicasveterinariasmadrid.wordpress.com.

 

¿Cómo trataremos el problema de Lucas?

Cuando hay una lesión en la córnea esta tarda en regenerarse:

– el epitelio empieza a regenerarse en 1 hora y tarda de 48-72h en reponerse.

– la membrana basal del epitelio tarda varias semanas en cicatrizar.

– el estroma corneal tarda de 1-2 días en empezar a cicatrizar y pude tardar hasta varias semanas.

– la membrana de descemet tiene una regeneración dependiente del endotelio y suele ser muy limitada.

– el endotelio corneal sólo se regenera en animale jóvenes.

El tratamiento inicial de una úlcera corneal superficial es la aplicación tópica de colirios antibióticos par evitar infecciones y colirios dilatadores de pupila (midriáticos) para evitar el dolor que produce la úlcera.

Normalmente en 24-48h la úlcera debería mejorar si no es así deberemos aplicar tratamientos más agresivos.

En el caso de Lucas estamos frente a una úlcera que afecta la membrana de Descemet y por eso deberemos aplicar tratamientos más agresivos.

Hemos realizado un colgajo de tercer párpado y hemos cerrado el ojo (tarsorrafia).

 

La membrana nictitante o tercer párpado es una membrana accesoria que sirve para proteger el globo ocular. Está situada por debajo de los párpados.
Imagen de visionveterinaria.wordpress.com.

Técnica usada para hacer un recubrimiento de membrana nictitante (fuente: Severin’s veterinary oftalmology notes):

Utilizamos unos tubitos de goma para evitar que el hilo de sutura dañe la piel ya que el material de sutura es muy fino.

lucas 5

lucas4

Ahora dejaremos el ojo cerrado un par de semana e iremos controlando a Lucas cada dos días para ver si hay supuración o alguna alteración en el ojo.

Le administraremos también antibióticos sistémicos  y deberá llevar un buster para evitar que se rasque.

Ya os iré contando su evolución!

Iris Pérez.

El microchip: un arma muy importante.

31 May

El microchip es un elemento de vital importancia para la clínica veterinaria, y también para las mascotas y sus propietarios.

Microchip comparado con un grano arroz.

Se trata de un pequeñísimo dispositivo que lo ponemos debajo de la piel de nuestras mascotas (normalmente en la zona del cuello izquierdo por consenso).  El microchip se implanta  mediante una aguja hipodérmica, no duele y no produce ningún tipo de reacción porque es hipoalergénico.

Aplicación del microchip.

El sistema de funcionamiento es bastante simple.  Consiste en que el microchip contiene un mecanismo de memoria donde almacena un número.  Normalmente este número contiene una serie de dígitos, que según el fabricante del dispositivo,  sera mas largo o menos largo, el tipo de microchip que ponemos en nuestra clínica consta de un número de 15 dígitos.

Ejemplo de número de chip.

Este número se caracteriza por ser único.  O sea cuando ponemos un microchip a un animal, le ponemos una información única, no tiene duplicidad.

Posteriormente a aplicar el microchip, se procede a rellenar un formulario con los datos del propietario del animal (dirección, nombre, DNI etc….), los datos del veterinario que aplica el microchip, el número de éste y los datos del animal.

Documento de identificación.

Este informe debidamente cumplimentado, se envía a la autoridad competente ( en nuestro caso el Colegio de Veterinarios de Barcelona), que se encarga de tener un banco de datos donde están todos los animales con chip y sus datos bien clasificados.

Otro aspecto fundamental en todo esto, es como leer el microchip.  Para esto disponemos de lectores especiales que lo que hacen es detectar el microchip y nos da la lectura del número.

Dos tipos de lectores de microchip.

De esta manera si detectamos un perro perdido, robado…. pasamos el lector y si sale un número es que hay chip.  Después con el número podemos acudir al banco de datos pertinente y saber los datos del propietario.

Lectura de microchip.

Numero detectado al leer el microchip.

Desde 1995 es obligatorio identificar a todos los perros y gatos con microchip.  La policía, ayuntamientos, perreras, etc.  disponen de lectores de microchip para comprobar la identidad de los animales.  Se puede multar a los propietarios que no pongan el microchip a su mascota, si paseando con ellos nos paran y ven que no lo tiene puesto.

Para finalizar quiero contar una anécdota, que ejemplifica muy bien la necesidad de que todas nuestras mascotas sean identificadas con el microchip y las ventajas que ello conlleva.  Se trata de un perro de raza Shih-Tzu que llegó a nuestra clínica en muy mal estado: delgadísimo, sucio, triste….., se lo habían encontrado unos niños vagando por las calles.

Le pasamos el lector de microchip y resultó tenerlo.  Anotamos el número y descubrimos posteriormente que el microchip era de Bélgica.  Nos pusimos en contacto con la autoridad veterinaria de este país y nos dieron los datos de sus propietarios.  Descubrimos finalmente que el perro era de una pareja de jubilados belgas, que les habían robado el perro y demás cosas de una auto caravana en la frontera de España con Francia.  El reencuentro fue muy emotivo, ya que los propietarios hacía unos dos meses que les habían robado a su mascota.

Si este perro no hubiera llevado microchip hubiera sido imposible este final feliz.

Si tenéis dudas sobre este tema, no dudéis en preguntar.

Pedro Carracedo.

A %d blogueros les gusta esto: