Tag Archives: shock

¿Qué le ocurre a Lucky?

1 Ago

lucky2

Lucky.

 

 

Lucky es un yorkshire de 12 años que acudió a nuestra clínica por un cuadro agudo de debilidad, vómitos y diarreas sanguinolentas.

Lucky llegó muy deshidratado, con la frecuencia caríaca baja ( bradicardia), hipotermia ( temperatura corporal a 37.9, lo normal es entre 38-39 ºC) y en shock  y, por el cuadro clínico, decidimos  sacarle sangre y administramos sueroterapia para estabilizarlo.

suero

La sueroterapia más adecuada para estabilizar a Lucky fue un suero fisiológico suplementado con dextrosa al 5%.

La analítica de sangre revelo una leve elevación de la urea y la creatinina, una elevación del hematocrito ( 65%), el azúcar bajo y el potasio muy elevado.

El cuadro de debilidad agudo, más la azotemia (urea y creatinina, marcadores de la función renal elevados), la hipoglucemia junto con el potasio elevado nos hicieron sospechar de un síndrome de Addison pero tampoco podíamos descartar una gastroenteritis hemorrágica o cualquier otra enfermedad que produjera alteraciones electrolíticas y un cuadro de debilidad y deshidratación.

De entrada hospitalizamos a Lucky con sueroterapia agresiva con glucosa y empezamos a investigar estas dos enfermedades. Hoy os voy a explicar la enfermedad de Addison.

La enfermedad de Addison o hipoadrenocorticismo es una enfermedad poco común y está causada por una secreción adrenal deficiente de glucocorticoides y mineralocorticoides

¿Qué son los glucocorticoides y los mineralocorticoides?

Son sustancias secretadas por la glándulas adrenales, dos pequeñas glándulas con forma de judía situada en el polo craneal de los riñones.

Los glucocorticoides son sustancias catabólicas: en condiciones normales son necesarias para que el organismo resista frente a situaciones de estrés y de cambio. Una de las funciones que hacen es hacer aumentar la glucosa en sangre y activa el metabolismo de lípidos y proteínas. También tienen propiedades antiinflamatorias.

Los mineralocorticoides controlan los electrolitos (sodio, potasio y cloro mayoritariamente) y con ellos una serie de mecanismos de reabsorción y eliminación de agua a través de los riñones. Intervienen también en la regulación de la presión arterial.

¿Qué signos provoca esta enfermedad?

La mayoría de animales presentan un cuadro clínico inespecífico caracterizado por letargia, debilidad, pérdida de apetito, vómitos y diarreas, pérdida de peso, curso de enfermedad intermitente, colapso, temblores, hipotermia, bradicardia y pulso débil ,incluso pueden provocar un shock hipovolémico o crisis addisoniana que puede conllevar la muerte del animal. (En negrita aparece los síntomas que presentaba Lucky).

Una característica de la exploración física es la bradicardia, cosa rara ya que, ante un estado de deshidratación o shock, la repuesta del organismo suele ser un aumento de la frecuencia cardíaca.

¿Cómo se diagnostica?

Se diagnostica mediante sospecha clínica+hallazgos laboratoriales.

Sospecha clínica: bradicardia, signos compatibles, mejora rápida con fluidoterapia, signos episódicos, edad (generalmente perros jóvenes y edad media y más en hembras que en machos). Pueden venir animales con crisis addisonianas que consisten en episodios agudos de vómitos y diarreas, deshidratacion y shock que reponden bien a la sueroterapia ( el caso de Lucky encajaba perfectamente).

Los hallazgos típicos en la analítica sanguínea son: hipercaliemia (aumento del potasio sanguíneo), hiponatremia, azotemia.

Para confirmar el diagnóstico se realiza un test de estimulación de ACTH. Este test consiste en la administración de la hormona adrenocorticotropa (estimula la producción de hormonas en la glándula adrenal) y valoración de los niveles de cortisol antes y una hora después de la administración de hormona.

Si el animal está sano los niveles de cortisol después de la ACTH estarán elevados, si el animal sufre Addison estarán bajos antes y después de la administración de ACTH.

A Lucky le realizamos el test y los valores de cortisol basales eren bajos pero los postestimulación eran mas altos, lo cual nos decartaba nuestra sospecha clínica de hipoadrenocorticismo.

El hipoadrenocorticismo requiere medicación a base de corticoides y mineralocorticoides y suelen tener una buena repuesta clínica.

Lucky mejoró muy bien con la sueroterapia y, el otro parámetro que tenia muy alterado (el hematocrito elevado) se normalizó y concluimos que había sufrido una gastroenteritis hemorrágica grave.

En otro post os voy a hablar de esta enfermedad.

Iris Pérez.

Clínica veterinaria Betulia.

El golpe de calor en los perros.

21 Jun

Ya ha llegado el verano y el calor. Durante esta época no es infrecuente que acudan a la clínica veterinaria perros con golpes de calor.

Imagen de enanyto28.blogspot.com.

El golpe de calor puede afectar tanto a perros como gatos pero es más frecuente en perros ya que son los que suelen salir de casa con sus dueños.

El golpe de calor es el nombre común de la hipertermia.

La hipertermia es un aumento de la temperatura corporal hasta unos niveles que provocan daños internos temporales o irreversibles de los órganos internos.

Los perros y los gatos tienen un mecanismo que permite a su cuerpo regular la temperatura interna. Gracias a ello pueden adaptarse a los cambios de temperatura exteriores. Pero este sistema termoregulador no es lo bastante eficiente en casos extremos, por lo que la temperatura interna sigue subiendo de forma imparable dañando los órganos.

La temperatura corporal normal de los perros se sitúa entre 38º y 39º. A partir de aquí, cuando va subiendo, se van desencadenando una serie de alteraciones internas que pueden acabar causando la muerte del animal.

¿Cómo regulan los perros su temperatura corporal?

Las personas regulamos nuestra temperatura interna mediante el sudor, los perros pero no transpiran igual que las personas, así que para eliminar el calor necesitan otros mecanismos.

El principal mecanismo de eliminación de calor es el jadeo pero también hay cierta transpiración por las almohadillas plantares y la zona ventral del abdomen.

Perro jadeando.
Imagen de http://www.mascotas.org.

¿Cuáles son los animales con más riesgo?

Los animales muy jóvenes, los geriátricos,  los perros obesos, los perros de capa oscura  y las razas braquicefálicas  tienen mayor riesgo de sufrir un golpe de calor.

Las razas braquicefálicas (bulldog francés, carlino, boxer…) tienen mayor riesgo por su anatomía: al tener menor diámetro de vías respiratorias, nariz más chata, problemas de paladar blando alongado… todo esto hace que el sistema de jadeo no sea lo bastante eficaz para eliminar el exceso de calor.

Bulldog francés jadeando, raza con alto riesgo de sufrir un golpe de calor.
Imagen de fcdonline.org.

Nunca dejar que un perro de raza braquicefálica se exponga mucho rato al sol en verano.
Imagen de findavet.us.

¿Qué desencadena el aumento de temperatura corporal?

El aumento de la temperatura corporal activa el sistema inflamatorio y la producción de citoquinas.

Se produce también una activación de la coagulación, de la fibrinolisis y microtrombosis que acaban produciendo una coagulación intravascular diseminada (CID) que, si no se trata a tiempo, puede acabar produciendo la muerte del individuo.

¿Qué síntomas da?

Lo que vemos en los animales afectados es:

–          jadeo excesivo

–          colapso o shock.

–          aumento de la temperatura corporal.

–          vómitos

–          diarreas

–          convulsiones y temblores.

¿Hay tratamento?

Sí que hay tratamiento pero el pronóstico es muy grave.

El tratamiento consiste en bajar lentamente la temperatura corporal del animal, fluidoterapia intravenosa para el shock, tratar las convulsiones (si  las hay) y evitar, mediante medicación específica, que se produzca una coagulación intravascular diseminada (si no se ha producido ya).

Estabilización de un perro con golpe de calor con sueroterapia intravenosa, mantas humedecidas con agua fría.
Imagen de animalurgentcare.com.

Pero lo mejor es evitar las situaciones de extremo calor y tomar una serie de medidas para disminuir el riesgo  de que se produzca la hipertermia.

A continuación os voy a dar unos cuantos consejos:

1. Tener agua fresca y limpia siempre disponible.

2. Si el animal vive en un patio o jardín que tenga una zona con sombra para poder esconderse.

3. Salir a pasear a primer y última hora del día y evitar los paseos en las horas de máxima insolación (mediodía).

4. No dejar al perro dentro de un vehiculo aparcado, aún que dejemos las ventanillas abiertas.

No dejar nunca al perro dentro del coche.
Imagen de urjc-compassdog.blogspot.com.

5. En viajes largos con el coche hacer paradas frecuentemente (cada 2 h)  y ofrecer agua y sombra a nuestro perro durante unos 10 o 15 minutos.

Imagen de perrosen.blogspot.com.

Aumento de la temperatura dentro de un coche (http://bienestaranimal.altarriba.org)

En un día caluroso, los vidrios de las ventanillas atraen la luz y la transforman en calor dentro del vehículo, haciendo que suba la temperatura hasta niveles muy peligrosos:

Exterior

Interior

Recién aparcado. Ventanillas bajadas.

30º

30º

+ 10 minutos

30º

39º

Riesgo de golpe de calor

30º

43º

+ 30 minutos

30º

49º

Ratio de subida de la temperatura en un día de calor y humedad altos: + 0,7º por minuto.

I,si sospecha que su perro puede sufrir un golpe de calor, acuda urgentemente a su veterinario. Para hacer algo durante el camino humedezcalo con toallas de agua fría para ayudar a bajar la temperatura corporal.

Tratamiento de urgencia mientras se acude al veterinario: humedecer al perro con toallas mojadas.
Imagen de urjc-compassdog.blogspot.com.

Iris Pérez
A %d blogueros les gusta esto: