Tag Archives: traquea

Anestesia veterinaria III: vídeos anestesia e intubación.

25 May

Hoy veremos unos vídeos del proceso anestésico.  Se trata de un perro que vino para operar el pabellón auricular por un otohematoma.  Después de realizar el chequeo preanestésico, electrocardiograma y exploración física, decidimos anestesiar a Kupy para operarlo.

En este primer vídeo inyectamos via intravenos la premedicación, consiste en un sedante, relajante muscular y un analgésico.  Inyectamos brupenorfina y diazepan.

El siguiente paso es la inducción a la anestesia.  Inyectamos al paciente (que como podemos ver en el vídeo ya esta un poco sedado), la dosis apropiada de anestésico, en este caso propofol.  Vemos como el animal cae dormido, en un estado de pérdida de conciencia total.

El siguiente paso es intubar al animal.  Esto se realiza abriendo la boca del animal con un abrebocas, luego cogemos el tubo endotraqueal pertinente, y intubamos al animal introduciendo el tubo en la tráquea.

Finalmente conectamos el tubo a la máquina anestésica, que suministrará oxígeno y gas anestésico.

Ahora ya tenemos al paciente en cuestión preparado para realizar la cirugía que toque.  Vemos al animal anestesiado, intubado y recibiendo anestesia.  Lo tenemos permanentemente controlado con un monitor ( como se aprecia en el vídeo) para detectar cualquier anomalía anestésica durante la cirugía.

Cuando terminamos la cirugía, como ya hemos dicho alguna vez, hay que vigilar al paciente durante todo el proceso de recuperación de la anestesia.  Hay que ir controlando sus constantes vitales, y no dejarlo solo hasta que como mínimo mueva la cabeza y se empiece a levantar.

Este último vídeo muestra a Kupy, recuperándose de la anestesia.  Este es el momento donde ya nos podemos “relajar” un poco en su control.  Ya que mueve y levanta la cabeza, es un signo claro de que ya se va recuperando.

Bien hasta aquí el post.  Espero que os haya gustado.  Si tenéis dudas o futuras ideas sobre anestesia no dudéis en preguntar.

Pedro Carracedo.

Respirar mejor

29 Feb

Quiero hablaros de una raza en particular, que actualmente esta muy de moda, y que cada vez hay mas numero.  Se trata de el Bulldog Francés.

Esta raza forma parte de un grupo de raza llamada perros braquicefálicos.  Son un grupo de razas de perros, que se caracterizan por el achatamiento de la cabeza.  Entre otras razas estan:  Boxer, pequinés, boston terrier, carlino, bulldog francés e inglés etc…

Algunas veces este grupo de perros desarrollan un grupo de síntomas llamado síndrome del braquicefálico.  Es un conjunto de anomalías físicas.  Una o más de estos defectos pueden aparecer en estos animales, incluyen:

1-Estenosis de orificios nasales: estrechamiento de los orificios de la trufa.

2-Paladar blando elongado:  paladar blando o comunmente en personas “campanilla” muy grande.

3-Eversión de los sáculos laríngeos: anomalía de laringe que obstruye el paso de aire hacia traquea.   Y

4-Hipoplasia traqueal: traquea mas reducida en su diámetro.

Aquí os muestro una imagen (resonancia magnética)  donde se ve claramente esta serie de defectos.  Se trata de un corte longitudinal del cráneo de un perro normal (izquierda) y un perro braquicefálico (derecha).  En la imagen de la derecha vemos que donde debe pasar el aire inhalado,  en un perro braquicefálico es mucho más corto, tortuoso y pequeño en diámetro.  Con lo cual tanto la inspiración como la espiración se hacen mucho más dificultosas.  También se puede apreciar como el paladar (banda fina intermedia en las dos fotos), en la imagen de la derecha es mas larga y colapsa la entrada de aire en la tráquea.

Imagen extraída de brachyzephalie.com, autor Prof. Dr.Gerhard Oechtering.

Todo esto en su conjunto o alguno de ellos en particular, produce dificultad respiratoria crónica y mayor esfuerzo en inspirar y espirar aire como ya he comentado.  Lo inmediato es aumento de sonoridad en respiración (ronquidos), etc… Pero lo peor son las consecuencias a medio y largo plazo, entre otras: problemas cardíacos severos, hernias hiatales, golpes de calor, muertes súbitas, edemas de glotis, problemas en anestesias, etc…

A todos estos perros (braquicefalicos), habría que evaluar como respiran.  Mirar los orificios nasales, realizar radiografías de tráquea para evaluarla.  Y casi de manera mas importante, realizar una resonancia magnética de la zona (un tipo de scaner) porque es la mejor prueba que nos dirá como de mal esta la zona y que se puede hacer para mejorar.

Os quiero hablar de un bulldog francés en particular llamado Saito.  Saito vino a nuestra clínica porque últimamente regurgita de manera muy frecuente, o sea expulsa contenido del estómago o esófago, pero sin llegar a ser vómito.

A Saito se le diagnosticó, como es apreciable en la foto, estenosis de los orificios nasales.  Hicimos una radiografía del tórax y otra del abdomen.  Se le ha diagnosticado una hernia hiatal como consecuencia de su problema respiratorio.

¿Qué podemos hacer para mejorar este síndrome y a Saito? lo primero es anestesiarlo para valorar su paladar y su laringe.  En su caso particular deberíamos empezar con aumentar el diámetro de los orificios nasales.  Con una misma intervención podemos mejorar los orificios nasales y su paladar.  El problema de la hernia hiatal se puede mejorar con la intervención quirúrgica y con tratamiento médico.

En un futuro próximo operaremos a Saito para ayudarlo a respirar mejor.  ¡Os mantendremos informados!

Pedro Carracedo

A %d blogueros les gusta esto: