Tag Archives: tumor bazo perro

Evolución del liposacorma esplénico de Charly

25 May

¡Hola!

Hace semanas os hablaba del diagnóstico y del tratamiento del liposarcoma esplénico que se le detectó a Charly (http://wp.me/p2cDmE-2vj).

Después de cinco sesiones de quimioterapia con Doxorrubicina separadas tres semanas entre si, Charly ya ha acabado con su tratamiento.

2015-01-30 11.30.15

Charly

En general todo ha ido bien, aunque nos hemos encontrado con una complicación ya que ha tenido un efecto acumulativo secundario a las tandas de quimioterapia. Unos días después de la última sesión de quimio Charly empezó a cojear de una de sus extremidades anteriores, concretamente en la que se le situó la via para la última sesión.

Al explorarle se observó que tenia la extremidad bastante inflamada y caliente, Charly tenía una flebitis (inflamación de la vena) secundaria al paso de la quimioterápia por su vena cefálica.

Para evitar las reacciones o inflamaciones en sus venas ya se intentó ir cambiando la extremidad en la que se le introducía la quimioterapia en cada ocasión, no obstante es una de las posibles complicaciones con las que nos podemos encontrar durante un tratamiento quimioterápico.

A parte de controlar la feblitis de su extremidad ¿que seguimiento debe seguir Charly?

Ahora que ya ha hecho todo el tratamiento se debe controlar que realmente haya funcionado correctamente y que no se produzca ninguna metastasis.

El otro día se le realizó una ecografía abdominal para asegurarnos de que no aparece ninguna mancha sospechosa de un nuevo tumor en ninguno de los órganos abdominales ni en el mesenterio.

US00002S (1)

Riñon derecho de Charly – imagen: Sonovet

US00000S (2)

Riñon izquierdo de Charly – imagen: Sonovet

US00001S (1)

Adrenal izquierda de Charly – imagen: Sonovet

Como se puede observar en las diferentes imagenes tanto los riñones, como el hígado, intestinos y mesenterio no muestran ninguna señal que nos pueda alarmar.

Así pues por ahora le iremos realizando radiografias periodicas de tórax y ecografias abdominales para asegurarnos que el liposarcoma esta controlado y no aparece en ningun otro lugar.

Elisabet Villanego

Tratamiento del liposarcoma esplénico de Charly

24 Feb

¡Hola!

Hace unos días os hablaba de Charly (http://wp.me/p2cDmE-2tK), un cruce de perro de aguas de 13 años, al cual se le había diagnosticado un liposarcoma esplénico.

2015-01-30 11.30.15

¿Qué es un liposarcoma esplénico?

Se trata de una neoplasia maligna de las células adiposas, las encargadas de almacenar la grasa. Es un tipo de neoplasia muy poco frecuente, suele encontrarse en la piel o el tejido subcutáneo aunque, como en el caso de Charly, también puede aparecer en el abdomen (aunque es mucho más raro).

liposarcoma de Charly - imagen: Citopat

liposarcoma de Charly – imagen: Citopat

Este tipo de tumor tiene una gran capacidad de recidivar, es decir, de volver a salir y puede ser localmente agresivo. La metástasis y la tasa de supervivencia varia según el grado histológico de la masa y su índice mitótico (la capacidad de sus células para multiplicarse).

Dibujo

liposarcoma de Charly – imagen: Citopat

En el caso de Charly era importante diferenciarlo de otros tumores como los hemangiosarcomas o los limfomas, entre otros, para intentar buscar un tratamiento para evitar que vuelva a aparecer en otro lugar en un futuro cercano.

¿Qué tratamiento debe seguir Charly?

Para intentar evitar que el tumor metastatice, se le ha comenzado a administrar una quimioterapia intravenosa. Hay gran variedad de protocolos quimioterapicos según el tumor a tratar, en su caso se le ha comenzado a realizar un tratamiento con Doxorrubicina.

2015-01-30 12.11.32

Doxorrubicina administrada junto un suero fisiológico

 

Esta medicación se le debe administrar por via intravenosa lenta, es decir, Charly debe de estar conectado a una bomba de suero durante unos 15-20 minutos para que poco a poco le vaya entrando la doxorrubicina directamente en vena.

2015-01-30 12.12.39

Charly recibiendo la quimioterapia en vena

 

Uno de los principales efectos adversos en una quimioterapia es la bajada de glóbulos blancos, por lo tanto es importante controlar el estado de defensas de Charly a menudo para decidir si seguir con el tratamiento o si se debe detener o retrasar la siguiente sesión. También pueden aparecer vómitos, por ese motivo el día que le toca sesión de quimioterapia se le inyecta un antiemético bastante efectivo en la clínica y su propietaria lo medica durante unos días más en casa. Además también toma un protector de estomago para evitarle todo el malestar posible.

El protocolo que debe seguir Charly es de una sesión de doxorrubicina cada 3 semanas durante 5 ciclos.

¿Cómo esta respondiendo Charly a la quimioterapia?

Esta semana se le ha realizado la segunda sesión de doxorrubicina, por ahora no está mostrando muchos efectos adversos.

Las analíticas de sangre muestran que sus glóbulos blancos se encuentran dentro de los valores de normalidad, y no hay presencia de anemia ni de ninguna otra alteración evidente.

Tras la primera sesión si que presento algunas nauseas y vómitos, pero esta vez se han controlado mucho más los síntomas y solo ha vomitado una vez cuando su propietaria ya le estaba retirando la medicación 3 días después de la quimioterapia.

A Charly aún le quedan tres ciclos más para acabar el protocolo, esperamos que la siga tolerando bien y que le ayude a controlar el tumor sin que le vuelva a aparecer.

Elisabet Villanego

Diagnóstico de un liposarcoma esplénico: el caso de Charly

4 Feb

¡Hola a todos!

Os presento a Charly, un cruce de perro de aguas de casi 13 años de edad. Hace unas semanas Charly acudió  a nuestro centro porque su propietaria había observado que no se quería mover demasiado, parecía que le dolía una de sus patas delanteras.

2015-01-30 11.30.15

Charly

Charly siempre ha tenido bastante carácter, no se suele dejar explorar demasiado. Tras verlo caminar y manipularlo se pudo observar que presentaba dolor en la manipulación de la articulación escapulo-humeral (su hombro) derecho. Lo ideal en estos casos es administrarle unos días de antiinflamatorio, pero debido a que es un animal mayor y podría tener alguna alteración a nivel de sus riñones o algún otro órgano interno se acordó con su propietaria realizar un pequeño chequeo sanguíneo.

¿Qué se pudo observar en este chequeo?

En general todo resultó normal exceptuando una de las bioquimicas sanguineas, la fosfatasa alcalina, que se encontraba bastante incrementada. Este parámetro se puede ver alterado por varios motivos:

  • anormalidades en el tracto biliar: colecistitis (inflamación-infección en los conductos y vesícula biliar), colelitiasis (cálculos en los conductos), pancreatitis, rotura de la vesícula biliar…
  • un problema pancreático: colangiohepatitis, hepatitis crónica, cirrosis, neoplasia hepática…
  • otras enfermedades: diabetes mellitus, hiperadrenocorticismo, hernia diafragmatica, erlichiosis…

Así pues además de tratarle el dolor que presentaba Charly en su pata, se decidió realizarle más pruebas para determinar el origen de la alteración en su analítica. Por un lado se realizó una determinación de ácidos biliares para observar como trabajaba el hígado, siendo su resultado correcto.

Además como no se dejaba explorar mucho era díficil realizar una correcta palpación abdominal para intentar buscar alguna alteración evidente, así que se le realizó una ecografia abdominal para determinar si había alguna masa en hígado o en otro órgano, o un posible problema en sus adrenales, principalmente.

04.06.02 hs__[0006420]

bazo de Charly- imagen Sonovet

04.05.23 hs__[0006418]

masa en bazo de Charly – imagen Sonovet

 

Como se puede observar en las imágenes anteriores, Charly presentaba una masa de 13 x 7.88 cm en su bazo. Esta masa estaba presionando el hígado, cosa que nos indicaba porqué el valor de fosfata alcalina se encontraba elevado mientras el hígado funcionaba correctamente y se observaba sin alteraciones en la ecografía. Además se pudo ver una pequeña masa en uno de sus riñones.

¿Que tratamiento siguió Charly?

El tratamiento de elección ante una masa tan grande fue realizar una esplenéctomia, esto implica que Charly tuvo que entrar a quirófano para que le extirparamos el bazo. Mediante esta cirugía se elimina el tejido tumoral y se puede enviar al laboratorio para que nos digan que tipo de masa es, benigna o maligna, y que tratamiento post quirúrgico necesita para evitar que vuelva a aparecer en algún otro lugar.

masa en bazo de Charly

masa en bazo de Charly

masa en bazo de Charly

IMG-20150204-WA0004

masa en riñon de Charly

 

¿Cuál fue el resultado de la biopsia?

Se obtuvieron diferentes resultados de los tejidos que se enviaron al laboratorio, por un lado, en el riñón había una imagen de nefritis intersticial crónica (una lesión antigua y que ya no presentaba ninguna alteración mayor). Por otro lado, en el bazo se obtuvieron dos neoplasias diferentes:

  1. Liposarcoma esplénico/Mesenquimoma maligno, con hemorragia y necrosis. Se trata de una proliferación tumoral maligna.
  2. Focos de mielolipoma. Son neoplasias benignas poco frecuentes de localización esplénica, hepática o adrenal. En el caso de las lesiones esplénicas, la esplenectomía es resolutiva en la mayor parte de los casos.

Pronto os daré más detalles de esta neoplasia maligna que se le ha diagnosticado a Charly y del tratamiento que hemos comenzado a hacer esta misma semana. Con este post quería recordar lo necesario que es realizar revisiones y analíticas sanguíneas a los animales geriátricos, ya que Charly sólo vino a visitarse por una cojera y le hemos podido encontrar a tiempo un tumor que de haber seguido creciendo podría haber sido letal para él.

 

Elisabet Villanego

A %d blogueros les gusta esto: