Tag Archives: tumor mamario

Nala y una cirugía complicada.

15 Feb

Nala es una gata de 17 años que fue esterilizada y operada de n tumor mamario hace un año y medio.

El diagnóstico histopatológico del nódulo mamario fue adenocarcinoma no infiltrativo, es decir, un tumor maligno sin infiltración del tejido mamario y linfático de alredeor.

El otro día Nala vino a vistarse porqué le había salido un tumor enorme en la zona de las mamas. El tumor estaba todo ulcerado y había nódulos en la zona vulvar y en las  extremidades posteriores, que también estaban muy hinchadas.

Parte ventral del abdomen de Nala. Podemos ver una gran masa ulcerada y con material blanquecino (pus).

Con el historial de Nala, sospechamos de un adenocarcinoma infiltrativo que ya había metastatizado a ganglios linfáticos, pues el hecho que las extremidades estuvieran hinchadas es consecuencia de un mal drenaje linfático, probablemente producido por obstrucción de los vasos linfáticos por el tumor.

Zona vulvar de Nala. Podemos ver un nódulo infiltrando esta zona.

En la gata, el cáncer de mama es el tercer tipo de cáncer más frecuente. Afecta típicamente a hembras de edad avanzada, entre los 10 y 12 años de edad.

Las perras tienen la suerte de que el 50% de sus tumores de mama son benignos. En las gatas, en cambio, el 90% o más son malignos y se extienden rápidamente a las otras mamas y a los ganglios linfáticos.

¿Qué hacemos con Nala?

Cuando nos encontramos frente a una gata con nódulos mamarios antes de decir operar, recomendamos comprobar mediante una radiografía que el pulmón esté libre de tumor y es importante extirpar un nódulo mamario cuanto antes mejor: así tenemos posibilidades de extirparlo en su totalidad y de evitar que se disemine (metástasis).

En el caso de Nala la radiografía de pulmón no mostraba nódulos pero por el aspecto y los múltiples nódulos ya nos indicaban que la metástasis se había producido y que el pronóstico no sería bueno.

El tamaño del tumor en el momento de la extirpación influye mucho en el pronóstico:

Si el tumor mide menos de 2 cm de diámetro, el tiempo medio de  supervivencia es de 4.5 años. Si el tumor mide más de 3 cm de diámetro, el tiempo medio de supervivencia es de 6 meses.

Así que hemos decidido operar paliativamente a Nala, es decir, extraer el máximo de tumor posible para evitar que siga ulcerándose.

Nala anestesiada, previo chequeo preoperatorio para garantizar una anestesia segura.

Tumor infiltrando a la musculatura abdominal.

 

¿Cómo evitar los tumores de mama?

Esterilizando tempranamente a las gatas.

En verano del 2006, quedó científicamente demostrado que esterilizar una gata antes de los 6 meses reduce un 91% el riesgo de cáncer de mama.

Si se esteriliza entre los 6 meses y el año de edad, el riesgo se reduce un 85%.

Esterilizar a partir de los 2 años no disminuye la probabilidad de padecer tumores de mama.

Os iré contando como cicatriza la herida de Nala y intentaremos buscar algún protocolo quimioterápico que la ayude.

Nala, dos días después de la cirugía.

Iris Pérez.

La esterilización de Lluna y Mimi.

1 Mar

Lluna y Mimi son dos gatitas que la asociación Badagats recogió de la calle cuando eran muy pequeñas. No son hermanas, pero se han criado como si lo fueran y entre ellas existe un fuerte vínculo, por eso siempre estan juntas jugando, durmiendo…

Aquí os las presento: Lluna es la siamesa y Mimi la atigrada.

Lluna (izquierda) y Mimi (derecha).

Hace unos mesos Mimi encontró un hogar y en el momento de la adopción sus nuevos dueños conocieron a Lluna y nos las quisieron separar, así que las adoptaron a las dos.

Ahora Lluna y Mimi ya tienen 6 mesos y hoy han venido a esterilizarse.

Las gatas tienen el celo unas 3 veces al año. En las condiciones que vivien en nuestras casas, muchas gatas tienen celos más frecuentes.

El celo causa molestias a los propietarios(maullidos, marcaje con orina…) y provoca nerviosismo para la gata, ya que tiene la tendencia a querer escaparse para propiciar la monta.

Este es el motivo principal por el que está recomendada la esterilización. Además de esto la esterilización tienen numerosos beneficios:

– a edades tempranas, antes  de los 8 meses, reduce el riesgo de tumores de mama, haciendolo práctiamente nulo. 1 de cada 4 gatas no esterilizadas sufrirá tumores de mama, siendo malignos el 90%.

– evita la aparición de infecciones de matriz o piometras, enfermedad frecuente en gatas de más de 7 años debido a los cambios hormonales relacionados con la edad.

– evita la superpoblación de gatos y los problemas que supone colocar a los gatitos.

La cirugía es sencilla: primero realizamos un chequeo previo para ver que el animal puede eliminar correctamente los anestésicos y así reducimos el riesgo de problemas de 1/1000 a 1/10.000. Si el chequeo es normal anestesiamos al animal y le extirpamos ovarios y matriz.

Lluna durante la cirugía.

El mismo día Lluna y Mimi volverán a su casa, con pauta antibiótica y sin campana, ya que realizamos un sutura interna de la piel. También recomendamos el uso de dietas para gatos esterilizados para evitar la tendencia a engordar, problema frecuente pero evitable en gatos esterilizados.

Mimi despertando.

Lluna depertando.

Mimi (arriba) yLluna (abajo) despertandose.

Como conclusión final quiero deciros que la esterilización es una “inversión de futuro” para nuestra mascota, ya que mejora la calidad y aumenta su esperanza de vida.

Iris Pérez

A %d blogueros les gusta esto: