Tag Archives: úlceras orales gato

El Calicivirus Felino Virulento Sistémico: ¿en qué consiste?

14 Jun

La infección por Calicivirus felino (FCV) suele provocar un cuadro moderado de gripe felina. A menudo, el único signo clínico de la infección por FCV es la aparición de úlceras en la boca. Las aftas pueden hallarse en la lengua, en el paladar o en la nariz.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Algunas cepas de FCV provocan fiebre y cojera en algunos gatos jóvenes (este signo puede verse ocasionalmente tras la vacunación frente al FCV). Los gatos afectados se recuperan a los pocos días, aunque podrían necesitar la ayuda de analgésicos mientras duren los síntomas.

 Recientemente, se ha identificado una cepa muy virulenta de FCV, también llamada Calicivirus Felino Virulento. Esta cepa provoca una inflamación de la cara y las patas asociada a un rápido deterioro de todo el organismo que desemboca en la muerte en hasta un 60% de los casos. 

  El calicivirus felino virulento sistémico (FCV-VS) es una variante del calicivirus felino común (FCV) más mortífera y con sintomatología más grave.

 Además de los signos clínicos tipicos del calicivirus, el VS-FCV produce:

                .ictericia (mucosas e incluso piel amarillentas por el acúmulo de bilirrubina)

                .edema subcutáneo (hinchazón),sobretodo en extremidades y cara.

También alopecia (falta de pelo), costras y ulceración de nariz, labios, orejas, almohadillas plantares y extremidades.  Brotes descritos únicamente en USA, Reino Unido, Francia y España.

En 2008 en Clínica Veterinaria Betulia describimos el primer brote en España.

Se trata de un  brote acaecido en Badalona, en una colonia de 65 gatos, con entrada y salida constante de gatos callejeros.

Del total de 65 gatos, el número de afectados fue de  9, de los cuales sobrevivieron 3.

La evolución de los gatos fue la siguiente:

Día 0 del brote: Fiebre (40ºC), anorexia y apatía. Se les administra el antibiótico denominado Enrofloxacina.

Día 2 y 3: sintomatología no varía.

Día 4: glositis (inflamación de la lengua) y ulceración lingual graves, disnea (respiración anormal), petequias (pequeñas hemorragias) en mucosa oral (mucosa de la boca), edema subcutáneo (hinchazón) grave en cara y leve en extremidades, úlceras labiales, nasales, en orejas, extremidades e ictericia.

Día 5: mucosas pálidas, anemia grave (hematocrito: 16%). Transfusión sanguínea.

Días 6 a 8 : Mueren 6 de los 9 gatos afectados.

Día 10: 3 gatos restantes  dados de alta.

La necropsia (autopsia de un animal) reveló la presencia de:

 Ulceraciones múltiples en mucosa oral y lingual. 

  Focos hemorrágicos  en intestino delgado, intestino grueso, hígado, pulmón (extensamente) y corazón.

Por lo tanto, vemos como la variante virulenta del Calicivirus felino da lugar a afectación multiorgánica (de numerosos órganos), lo cual puede conducir a la muerte de los animales afectados.

Las lesiones microscópicas se estudiaron mediante un procedimiento realizado en el Laboratorio de Salud Animal y Seguridad Alimentaria de la Escuela de Veterinaria de California, Davis (USA)por la Dra. P.A. Pesavento.

Esta técnica de detección de partículas víricas en los tejidos mostró abundante Calicivirus en los epitelios del pulmón y el digestivo. Estas lesiones epiteliales son constantes en el Calicivirus felino. Por lo tanto, se dan siempre y no permiten distinguir un animal afectado por Calicivirus normal del afectado por Calicivirus Virulento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las lesiones endoteliales, en cambio, son características de la forma virulenta sistémica (según la Dra. P.A. Pesavento). En nuestros casos, se evidenció la presencia de partículas víricas en las paredes de los vasos mesentéricos (los vasos sanguíneos del mesenterio, que está en el abdomen).

En una colonia de gatos, el Calivirus felino muta constantemente. En algunos casos (pocos), la mutación da lugar a Calicivirus Virulento. Cuanto mayor es la población y mayor es la entrada y salida de animales, mayor es el número de mutaciones y por lo tanto aumenta la probabilidad de una mutación especialmente virulenta.

A raíz de estos brotes, el Laboratorio Fort Dodge desarrolló una vacuna, pero únicamente protege frente a una cepa del Calicivirus virulento. Tiene varios inconvenientes:

No existe protección contra otras cepas (brotes).

Tiene  poca utilidad en gatos domésticos (que tienenbajo riesgo en poblaciones pequeñas, en casa).

En un futuro, sería crear vacunas polivalentes (en investigación).

Es importante el  diagnóstico precoz de la enfermedad (tanto FCV como VS-FCV) para limitar su transmisión y progreso. Si un gato afectado por Calicivirus sufre un empeoramiento grave y repentino (con síntomas como ictericia, disnea grave, acompañados de úlceras en orejas o almohadillas plantares, edema de la cara), es conveniente descartar el Calicivirus Virulento.

Espero que aunque complicado os pueda ser útil,

David Prandi Chevalier

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: