Tag Archives: virus inmunodeficiencia felina

Holly, una gata con un problema en su médula ósea.

1 Feb

IMG-20160126-WA0001

Holly es una gata de 2 años adoptada de una protectora.

Hace unos días vino a visitarse por la presencia de petequias, es decir, pequeños hematomas en los pavellones auriculares.

Nuestro primer paso fue realizar una analítica completa de sangre y un panel de coagulación. Todo salió normal a excepción del hemograma: Holly tenia todas las células sanguíneas bajas. Los glóbulos rojos estaban muy bajos ( hematocrito de 16%), los glóbulos blancos o leucocitos estaban también bajos y las plaquetas también.

holly

 

Las principales causes de alteración de las células sanguíneas las podemos resumir en:

  • problemas infecciosos: inmunodeficiencia felina, leucemia felina y peritonitis infecciosa felina.
  • problemas inmunomediados que afecten la médula del hueso, que es la fábrica principal de células sanguíneas.
  • problemas neoplásicos en médula ósea.
  • alteraciones en la funcionalidad de la médula ósea primarios, como necrosis o mielofibrosis.
  • idiopático, es decir, sin causa conocida.

En el caso de Holly, tratándose de un animal joven y procediendo de una protectora sospechamos más de un problema infeccioso por lo que realizamos un test sanguíneo de leucemia e inmunodeficiencia felinas  y buscamos alteraciones en el proteinograma y la glicoproteína ácida, una proteína que en casos de peritonitis infecciosa se altera mucho pero valores muy bajos lo descartan.

El test de felv/fiv dió un resultado negativo y la glicoproteína ácida dió un valor muy bajo que descarta un peritonitis infecciosa.

¿ Qué hacemos con Holly?

Para saber qué ocurre en su médula ósea realizamos una punción de médula ósea ( bajo anestesia general) para obtener una muestra.

Para realizarla,  mediante una aguja espinal se punciona la parte más craneal del húmero y se aspira contenido de médula ósea.

holly

Lugar dónde se realiza la punción para obtener muestra de médula ósea.

La muestra se envió a analizar y se detectó una hipoplasia de las células de médula ósea y las principales causas son:

  • infección por el virus de la leucemia felina.
  • problemas inmunomediados.
  • idiopático.

Para afinar más en el diagnóstico realizamos  una PCR en la muestra de médula ósea, la PCR nos permitirá detectar partículas del virus de la leucemia felina.

El virus de la leucemia es un virus que puede “esconderse” en médula ósea y causar problemas, sin embargo, podemos no detectar partículas víricas en sangre ( por lo tanto los test comerciales para detección de antígeno del virus en sangre dar resultado negativo).

Mientras esperábamos resultados el estado de Holly empeoró su hematocrito bajó a  9% y tuvimos que realizar una tranfusión de sangre.

IMG-20160126-WA0002 IMG-20160126-WA0000

 

En gatos existen tres tipos de grupos sanguíneos: A, B y AB.

La incidencia de estos varia entre razas.

El grupo A es dominante sobre B y por lo tanto es el más frecuente.

El grupo AB es muy minoritario.

Las razas con mayor frecuencia de grupo sanguíneo tipo B son: abisinio, persa, himalaia, devon rex, british y  birmano.

Si a un gato A se le pone sangre de un gato B o a un gato B se les pone sangre de un gato A podemos provocar un shock anafiláctico y la muerte del animal.

Un gato AB puede recibir sangre de gatos A, B o AB.

¿Cómo podemos saber el grupo sanguíneo?

Existen en el mercado unos kits que permiten saber el grupo sanguíneo en pocos minutos usando simplemente una gota de sangre.

Kit comercial de test de grupos sanguíneos felinos.

Test grupo sanguíneo

Resultado del test: grupo sanguíneo B. Imagen dehttp://www.marvistavet.com/

¿Si un gato requiere sangre, dónde la podemos conseguir?

Existen bancos de sangre de animales dónde se pueden adquirir todo tipo de productos derivados de la sangre de gato(sangre entera, eritrocitos, plaquetas, plasma congelado…), pero en casos urgente lo más eficaz es utilizar sangre de otro animal.

Nosotros, en Clínica Betulia, usamos a los gatos que vivien en la clínica como donantes.

Los requisitos para poder donar sangre son:

–         gato adulto sano.

–         Peso superior a los4 Kg.

–         Test de la leucemia felina y inmunodeficiencia felina negativos.

El procedimiento consiste en:

1)      Mirar si los grupos son compatibles.

2)      Anestesia del donante y extracción de la sangre que se conserva con anticoagulantes específicos.

3)      Transfusión de la sangre al paciente.

Bolsa de recogida de sangre (iz) y perfusor para transfusión (derecha).

Al cabo de 3 días de la primera transfusión el estado de Holly empeoró y requirió una segunda transfusión.

Pocos días después Holly murió debido a la gravedad de su enfermedad. El laboratorio confirmó que efectivament en su médula ósea había partículas del virus de la leucemia felina.

Gracias a sus dueños que no dejaron de hacer pruebas y hicieron todo lo que recomendamos, Holly tubo una oportunidad todo y que al final, debido a la gravedad que conlleva el virus de la leucemia felina, no pudimos hacer nada más por ella.

Iris Pérez.

Un gato de la calle con un abceso.

17 Abr

Este gatito con cara de enfadado es Blanquito, un gato europeo de una colonia urbana de gatos.

Blanquito debe tener unos 5 años y está castrado pero es un poco peleón y siempre busca guerra con los otros machos de la colonia.

Hace 4 días nos lo trajeron muy débil y deshidratado y con un bulto enorme en la pata, que al tocarlo vimos que era un abceso de pus.

Como ya os hemos contado en otras ocasiones  los abcesos deben manejarse mediante cirugía: abrir el abceso, drenar la pus y limpiar la zona con suero fisiológico diluido con iodo y colocar un drenaje pen-rose para que todo el pus vaya saliendo.

Drenaje pen-rose. Es un tubito de goma que colocado por debajo de la piel permite que pueda salir al exterior el exceso de pus.
Imagen de http://www.centraldecomprasanitaria.com .

Herida de Blanquito, abierta y suturada y con un drenaje pen-rose para poder eliminar el acúmulo de pus.

En el caso de Blanquito lo primero que hicimos fue ponerle suero intravenoso para rehisratarlo y una vez rehidratado lo anestesiamos para colocarle el drenaje.

Herida suturada y drenaje.

Hemos instaurado un tratamiento con antibióticos de amplio aspectro a Blanquito y hoy volverá a su colonia, eso sí, deberá estar encerrado en una habitación unos días para que no se escape a buscar pelea y para poder asegurarnos que recibe el tratamiento antibiótico y las curas necesarias. Dentro de un par de días le quitaremos el drenaje y en 1 semana esperemos que ya esté recuperado del todo.

¿Por qué se producen los abcesos?

Los abcesos se producen cuando una herida se infecta. En los gatos son muy típicos por pelea y sobretodo por mordedura. En la boca de un gato hay, en condiciones normales, miles de bacterias saprófitas, es decir, bacterias que vivien en la boca y en este sitio no producen nada pero que sí entran en contacto con un tejido distinto pueden causar una infección grave.

Cunado un gato muerde a otro, a través del orificio de mordedura entran en contacto bacterias de la boca con el tejido subcutaneo y muscular del gato mordido.

En pocos días hay un crecimiento de bacterias y una respuesta inflamatoria del organismo frente a estas bacterias formándose el pus.

¿Cómo se detectan?

En las primeras horas el gato puede mostrar dolor y tumefacción de la zona. El organismo suele crear una respuesta inflamatoria y puede haber fiebre.

A medida que el abceso va madurando podemos notar un bulto blando incluso con descarga purulenta por el orificio creado por el mordisco. Muchas veces el tejido se hincha tanto que la piel puede llegar a necrosarse.

El tratamiento, como ya os he comentado, consiste en abrir el abceso y drenar el pus, colocar un drenaje pen-rose entre 3 y 5 días y  eleiminar el tejido necrótico y desvitalizado.

El pronóstico con tratamiento de los abcesos es bueno. El problema es que son un fuente de contagio para el virus de la leucemia felina (http://wp.me/p2cDmE-3a) y la inmunodeficiencia felina (http://wp.me/p2cDmE-3f).

Iris Pérez.

Miércoles y su inmunodeficiencia

20 Feb

Os presento a Miércoles, una gata que des de hace 2 años vive en nuestra clínica y que tiene el virus de la inmunodeficiencia felina.

Miércoles vivía en la calle y la cuidaban los voluntarios de Badagats, una asociación que se encarga de esterilizar y mantener las colonias de gatos de la calle.

Un día vino a la clínica porque tenia diarreas crónicas por parásitos (todo debido a su inmunodeficiencia) y estuvo hospitalizada varias semanas. Como era muy buena y cariñosa, cuando se recuperó,  se quedó a vivir aquí.

Os hablaré un poco sobre su enfermedad, la inmunodeficiencia felina.

El virus de la inmunodeficiencia felina ( conocido también como el SIDA de los gatos) es un virus relativamente frecuente en gatos machos sin castrar que viven al aire libre.

El virus de la inmunodeficiencia felina o FIV tiene un gran parecido al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) pero son virus específicos de especie, es decir, el FIV solo afecta a gatos y el VIH solo afecta a humanos.

¿Qué provoca el FIV?

El FIV es un virus que afecta los glóbulos blancos, que son las células de la sangre que se encargan de la defensa de nuestro organismo. Este virus daña estas células y provoca que no puedan realizar su función frente a una determinado agente infeccioso o frente a un crecimiento de células cancerosas.

Los animales afectados tienen más riesgo de sufrir infecciones y también tumores.

¿Cómo se transmite?

El FIV se transmite a través del mordisco entre gatos. Algunos gatos que nacen de hembras infectadas con el virus pueden llegar a infectarse durante la gestación o a través de la leche materna.

Los gatos callejeros machos no castrado tienen más riesgo de infectarse ya que durante la época de celo suelen pelarse con otros machos.

¿Existe tratamiento?

No hay ningún tratamiento contra el virus. Igual que las personas con VIH existen fármacos antivirales y sustancias inmunomoduladoras que han dado buenos resultados en estudios de gatos infectados.

La base del tratamiento es prevenir y, en el caso que aparezcan, controlar las infecciones con tratamientos antibióticos a largo plazo.

También es muy importante una nutrición equilibrada, un estricto control parasitario (pulgas, garrapatas, gusanos intestinales) y una buena vacunación rutinaria.

¿Cómo puedo saber si mi gato es positivo?

Si quiere saber si su gato es positivo puede acudir a su veterinario para que le realice un test en sangre.

¿Existe vacuna contra el FIV?

Existe una vacuna en EUA pero no hay datos sobre su eficacia.

¿Cómo puedo prevenir que mi gato se infecte?

Si su gato vive solo en casa y no tiene acceso al exterior no tiene riesgo de contagio.

Si tiene varios gatos en casa debería testar a todos los gatos. Si se detecta un gato positivo debería aislarse todo y que si no hay peleas entre ellos el riesgo de contagio por saliva, bebederos o comederos es muy bajo.

Si su gato tiene acceso al exterior debería evitarse el contacto con otros gatos.

Iris Pérez

A %d blogueros les gusta esto: