Los rodenticidas: un peligro para nuestros perros y gatos.

19 Jul

Imagen de bayerandina.com.

Los rodenticidas ( matarratas) son productos altamente tóxicos que se usan para eliminar roedores de cualquier medio.

Los más usados son los denominados anticoagulantes.

Deben ser productos apetitosos para los roedores lo que hace que también lo sean para nuestros animales, sobretodo los perros.

Los gatos pueden intoxicarse por ingestión de roedores contaminados.

Con los años los roedores han ido desarrollando resistencia a estos productos y se han ido desarrollado nuevos productos con mayor potencial de toxicidad.

Existen 2 tipos de rodenticidas anticoagulantes:

– los de primera generación son las warfarinas y lasindanedionas, que incluyen el pindone, clorfacinona y la difetialona.

– los de segunda generación son: brodifacum, bromadiolona, difacinona… y tienen un acción más prolongada y mayor toxicdad.

La absorción gastrointestinal de estos productos es muy eficaz, pero, ¿qué producen una vez ingeridos?

Pues actuan alterando la síntesis de factores de coagulación sanguínea dependientes de vitamina K.

El cuerpo sintentiza factores de coagulación (hasta 12) que participan en la llamada cascada de coagulación.

De estos factores, el II, VII, IX y X se sintetizan en el hígado a través de una vía dependiente de la vitamina K.

Cuando nuestros vasos sanguíneos se lesionan, se pone en marcha la cascada de coagulación, una  compleja activación de factores y productos que conducen a nuestro cuerpo a formar un coágul o trombo que evitará que se produzca una hemorragia.

Cascada de coagulación.
Imagen de scielo.org.mx.

¿Qué le ocurre al animal?

Cuando un animal ingiere rodenticidas no se activan los factores de coagulación dependientes de vitamina K y la cascada de coagulación falla no pudieno formar el coágulo y produciendose hemorragias.

Frente a  un mínimo golpe o lesión el animal sufre una hemorragia que acaba produciendole la muerte.

La vida media de los factores de coagulación es larga, por lo que los signos clínicos pueden aparecer de 3 a 5 días después de la ingestión.

¿Qué síntomas produce y cómo se dagnostica?

Produce hemorragias, palidez de mucosas, hematomas externos, anorexia, debilidad, letargia, sangre en heces, dificultad respiratoria o disnea y muerte.

Hematoma en un perro.
Imagen de vet.osu.edu.

Para el diagnóstico es imprescindible realizar un panel completo de coagulación.

¿Existe tratamiento?

Por suerte existe un tratamiento que instaurado a tiempo permite la curación completa del animal.

El tratamiento lo podemos dividir en 3 parte:

1) Si hemos visto que el animal a ingerido raticidas podemos inducirle el vómito y darle sustancias como el carbón activo que impiden la absorción intestinal del tóxico.

Un método casero para inducir el vómito es usar agua oixgenada. Se suele utilizar diluida al 3% y es una medida bastante efectiva como emético. La dosis apropiada de agua oxigenada es de una cucharada (equivalente a unos 5 ml) por 5 Kg de peso. Una vez que se la demos al perro, es recomendable darle un pequeño paseo, incluso un pequeño masaje en la zona abdominal para favorecer que el agua oxigenada se mezcle bien con el contenido del estómago. El vómito debe ocurrir en 15-20 minutos. Si no ocurriera, se puede repetir la operación y si tampoco ocurriera en este caso se recomienda que se lleve a un veterinario para que éste recurra a medicaciones eméticas. Si bien esto no debe sustituir la visita veterinaria sirve para intentar eliminar el producto tóxico antes de su absorción en el sistema digestivo.

La inducción del vómitos si se ha visto la ingestión de rodenticidas es el primer paso del tratamiento.
Imagen de cuidatusmascotas.com.

2)Si el animal está muy debilitado y ha perdido mucha sangre necesitará fluidos intravenosos, antibióticos de amplio espectro, calor por la hipotermia por pérdida de sangre, transfusiones de sangre o plasma…

3) El antídoto: vitamina K.

Vitamina K inyectable.
Imagen de vetecc.com.

Deberemos administrat el antídoto entre 14-30 días en función de la normalización del panel de coagulación.

I, lo más importante, la clave es detectar el problema antes de que aparezcan los signos clínicos, de esta manera podemos aplicar el tratamiento rápidamente y el pronóstico es excelente.

El pronóstico en animales con signos clínicos es reservado ya que pueden morir por hemorragias.

Por último, un consejo: no usar rodenticidas si tenomas animales en casa por el alto riesgo de ingestión.

Vigilar siempre que nuestro animal no ingiera todo lo que encuentre por la calle.

Iris Pérez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: