Tag Archives: biopsia

Nena, una perra con nódulos mamarios.

4 Dic

Os presento a Nena, una perrita cruzada de unos 6 años.

Nena ha venido a visitarse porqué su dueña le ha detectado unos bultos en la barriga.

Al explorar a Nena nos hemos encontrado con esto:

Esto son nódulos mamarios.

Todos sabemos que los tumores de mama son frecuentes en la mujer, y la amenaza que representan, afectando a una de cada 8-9 mujeres.

Lo que muchos propietarios de perras desconocen es que la frecuencia es todavía más elevada en la perra, presentándose en 1 de cada 4 perras no esterilizadas. De este modo, los tumores mamarios son el tumor más frecuente en perras hembras.

En las perras, afecta típicamente a hembras de edad avanzada, entre los 10 y 12 años de edad.

Las perras tienen la suerte de que el 50% de sus tumores de mama son benignos. En las gatas, en cambio, el 90% o más son malignos.

Las células tumorales pueden pasar de las mamas a los ganglios y luego al pulmón, el cerebro, los huesos y el bazo (si el tumor es maligno).


Antes de decidir operar a Nena realizaremos una radiografía de tórax para comprobar que el pulmón esté libre de tumor.

Es importante extirpar un nódulo mamario cuanto antes mejor: así tenemos posibilidades de extirparlo en su totalidad y de evitar que se disemine (metástasis).

La semana que viene operaremos a Nena, ya os informaré de cómo ha ido la cirugía y de los resultados de la biopsia de Nena!

Iris Pérez.

Clínica Veterinaria Betulia.

Garfield, un gato con un problema intestinal.

3 May

Garfield es un gato europeo de 6 años que desde hace varios meses tiene vómitos ,diarreas y está un poco delgadito.

El otro día lo visitamos porqué desde hacía unos día el cuadro de diarrea y vómitos habían empeorado y además no quería comer.

Al explorar a Garfield notamos que sus intestinos estaban agrandados y que tenía una estructura dura en abdomen. Realizamos un chequeo completo dónde no detectamos ninguna anormalidad y realizamos una eco de abdomen.

En la eografía de abdomen vimos varias estructuras duras y firmes en la zona de los linfonodos o ganglios mesenéricos, que son los ganglios que hay en el abdomen. Mediante punción guiada por ecografía cogimos una muestra para citología y efectivamente se trataba de ganglios mesentéricos.

¿Qué le ocurre a Garfield?

Para saber exactamente lo qué le ocurría a Garfield decidimos realizar una laparotomía exploratoria.

Una laparotomía exploratoria es una cirugía que consiste en abrir el abdomen para ver como estan sus estructuras y, en el caso de detectar algo anormal, poder coger un fragmento de tejido (biopsia) y enviarlo a un laboratorio de anatomía patológica para que realizen un estudio de este tejido.

Garfield, ya anestesiado para la cirugía.

Garfield, muy delgado, anestesiado.

Como podréis ver en las imganenes los linfonodos de Garfield estaban muy aumentados de tamaño y los intestinos también tenían un grosor superior al normal.

Intestinos y linfonodo mesentérico muy engrosado.

Sutura de intestino delgado tras coger una muestra para biopsia.

Intestinos engrosados y más linfonodos muy engrandados.

Coguimos muestras de páncreas, intestino, linfonodo y ahora hemos de esperar los resultados.

La cicatriz de la laparotomía no es demasiado grande y en pocos días el tejido ya ha cicatrizado.

Muestras para biopsia.

Garfield, despertándos de la cirugía.

Cuando tenga los resultados de la biopsia ya os informaré!

Iris Pérez.

Los épuli en los perros.

9 Abr

Hola! Hoy os quiero presentar a Kenda, una labradora.

Kenda han venido recientemente en la clínica por presentar esto:

Épuli.

¿Qué es esto?

Esto son épulis.

Los épulis son tumores gingivales de aspecto carnoso. La mayoría de veces son benignos.

Existen 3 tipos de épulis: los osificantes(provienen de estructura ósea), los fibromatosos(provienen de tejido fibroso) y los acantomatosos.

Los dos primeros son tumores benignos y se curan con cirugía conservadora.

Los épulis acantomatosos son tumores localmente invasivos que, de no tratarse, producen deformaciones faciales severas y problemas graves para el animal.

Épuli.

Masa gingival compatible con un épuli.

Este tipo de tumores son frecuentes en hembras de edad media y avanzada. Aparecen como masas carnosas, de base de implantación amplia y de color rosados.

¿Qué debemos hacer?

El tratamiento básico es la extracción quirúrgica mediante electrobisturí y la biopsia para tipificar el tipo de épuli qué es.

Kenda desperándose de la anestesia.

Por suerte el  épuli que le extraímos a Kenda ha resultado ser benigno.

Si sospecháis qué vuestro animal puede tener este problema es importante consultar con el veterinario. La mayoría de vece los épulis son benignos pero la única manera de saberlo es mediante histopatología, es decir, biopsia.

Iris Pérez

Volvemos a operar a Kiba

14 Dic

fotos blogs 200

Kiba.

De nuevo hoy toca volver a hablar de Kiba.  Su historia la dejamos cuando conocimos el resultado de la biopsia de colon.https://historiasveterinarias.wordpress.com/?s=KIBA&submit=Buscar.  El resultado fue realmente muy descorazonador, fue una neoplasia maligna llamada adenocarcinoma de colon, que además no fue extirpada totalmente.

Hace dos días que hemos vuelto a operar a Kiba.  Le hemos extirpado un trozo de unos 7 cm de intestino grueso o colon.  Hemos extirpado por la zona donde estaba el tumor.

The large intestine of some mammals

Intestino grueso en diferentes especies animales y el hombre. Kiba tenia el tumor en la zona gris del intestino, de este sitio hemos extraído 7 cm.

Se ha extirpado, más o menos, un tercio de la longitud total del colon.  Creemos que al dejar mucho trozo de colon, y no haberlo extirpado todo, su funcionalidad no se verá demasiado alterada.  Kiba, seguramente, estará una temporada con diarreas y quizá sacando sangre por las heces.

fotos blogs 174

Trozo de colon extirpado, y fijado con formaldehído para su posterior estudio patológico.

fotos blogs 175

Otra vista del intestino.

fotos blogs 173

Otra imagen del colon extirpado.

fotos blogs 179

Aquí podemos ver la dimensión del tumor.

En este tipo de intervenciones, llamadas enterectomías, es muy importante el periodo postoperatorio.  Hay que tenerlos en ayunas de sólidos y líquidos durante al menos un día.  A partir del primer día se ofrece agua, si la tolera bien y no vomita se aumenta la cantidad progresivamente.  Los sólidos se pueden dar a partir del segundo día.

fotos blogs 196

También hay que monitorizar la temperatura corporal de Kiba, su estado de mucosas, si esta deshidratada o no, contenta o aletargada, etc…  Todo esto nos dirá si todo funciona correctamente o no.

Os iremos contando que tal el resultado de la biopsia, si esta libre de tumor, daremos el alta a Kiba si ella se encuentra bien.

Gracias por seguirnos.

Pedro Carracedo.

La endoscopia en veterinaria.

15 Jun

La endoscopia es una técnica diagnóstica y a veces terapéutica, que consiste en introducir una cámara de vídeo a través de un orificio natural del animal, de alguna cavidad (tórax o abdomen),  articulaciones….  Vemos directamente “lo que pasa” en la zona, y también podemos coger muestras para su posterior estudio.

Para su realización utilizamos un artilugio llamado endoscopio.  Hay dos tipos de endoscopio, el endoscopio flexible y el rígido.

Endoscopio flexible.

Endoscopio de tipo rígido.

Los dos tipos llevan una cámara muy pequeña en la punta.  El veterinario que realiza la endoscopia puede ver las imágenes a través de un monitor adaptado , o directamente mirando por un extremo del endoscopio.

Endoscopista mirando imagen directamente por endoscopio.
Imagen de urbanvets.com

Endoscopista mirando imagen a través de un monitor.
Imagen de vetmed.lsu.edu

La realización de técnicas endoscópicas en veterinaria esta en auge.  Ya que es un método óptimo para determinadas prácticas diagnósticas y terapéuticas, y lo más importante muy poco invasiva en la mayoría de casos.  Así también se están realizando operaciones quirúrgicas como por ejemplo  laparoscopia ( introducir un endoscopio en el abdomen), siendo mucho menos invasivo que la cirugía convencional, y acortando el proceso de recuperación, etc..

Os hablaré de un caso particular, se trata de Clapi, una perrita de unos nueve años.  Le diagnosticamos un tumor en la vejiga urinaria, porque llegó a nuestra consulta con dificultad para orinar y orina con sangre.   Decidimos realizar una endoscopia para ver la vejiga por dentro (cistoscopia), ver el tumor y coger una muestra para biopsia.  La otra posibilidad era operar a Clapi.  Abrir el abdomen y la vejiga y intentar extraer el tumor o coger muestra.  Pero esta opción era mas arriesgada, debido al tamaño del tumor era difícilmente extirpable.

Aquí vemos a Clapi anestesiada para realizar la cistoscopia.

Una cosa importante es  que para realizar cualquier tipo de endoscopia, es necesario anestesiar de forma general. A continuación os pongo una serie de fotos y algún vídeo de la cistoscopia de Clapi.

Aquí vemos introducir el endoscopio.

No es necesario decir que este tipo de procedimientos lo deben realizar expertos.  O sea en la medicina veterinaria lo deben realizar especialistas en diagnóstico por imagen.

Aquí vemos el monitor, donde salen las imágenes obtenidas por el endoscopio.

Vemos la punta del endoscopio como entra en la uretra.

Llegamos a la entrada de la uretra, debemos entrar para ver la vejiga por dentro.

Imagen ya dentro de la vejiga urinaria. vemos el tumor en la izquierda.

Otra imagen del tumor.

Mas imágenes del tumor desde otra situación.

Se ven dos zonas mas enrojecidas, son úlceras sangrantes en la pared de la vejiga producidas por el tumor. Esto explicaría la sangre en orina.

Otra imagen de ulceras.

Al realizar la cistoscopia cogimos una muestra del tumor.  Esto se realiza introduciendo por el endoscopio, unas pinzas que “muerden” el tumor, de esta manera recogemos un trozo de éste.

Estamos a la espera de saber si el tumor será benigno o maligno.

Espero que os haya gustado

Pedro Carracedo.

La evolución de la IBD de Rosita

18 May

Hola a todos! Hoy os quiero poner al día del diagnóstico y la evolución de Rosita.

Rosita era una gata a la que le realizamos una laparotomía exploratoria porque perdía peso y comía mucho y se le palpo una masa abdominal.

Como ya os dije el día que le hicimos la laparotomía exploratoria a Rosita vimos que la masa era un ganglio linfático mestentérico.

Tomamos muestras de hígado, intestino delgado, intestino grueso, ganglio linfático y páncreas y el resultado histopatológico nos dijo que tenía una enteritis linfoplasmocítica.

La enteritis linfoplasmocítica es una enfermedad inflamatoria intestinal que, por extrapolación con lo que ocurre en medicina humana, se cree que está producida por una respuesta inmunitaria exagerada a antígenos luminales, es decir, el sistema defensivo del cuerpo ataca exageradamente a componentes presentes en la dieta causando una inflamación en el intestino.

Estructura de los intestinos felinos. La IBD es una inflamación de la mucosa intestinal.
Imagen de: http://www.livingart.org.uk.

¿Cuales son los síntomas de esta enfermedad?

Los síntomas pueden ser muy variados pero los principales son vómitos y perdida de peso con buen apetito. La presencia de diarrea, conducta de pica, dolor abdominal también pueden aparecer.

Gato vomitando, signo típico de IBD.
Imagen de: http://www.forocoches.com.

¿Cómo se diagnostica?

Si por la sintomatologia clínica sospechamos de una IBD lo primero que hemos de hacer es un chequeo general completo con evaluación de los folatos y la cobalamina (pueden salir o no alterados) y hacer una ecografía abdominal para poder descartar otras enfermedades que cursen con síntomas parecidos. Si después de realizar todas estas pruebas sospechamos de esta enfermedad necesitamos tomar biopsias intestinales para confirmar el diagnóstico.

Imagen ecográfica de una asa intestinal engrosada, muy sugestivo de IBD.
Imagen de http://veterinarycalendar.dvm360.com/avhc/content/printContentPopup.jsp?id=563761.

Las biopsias se pueden tomar de 2 maneras:

– Mediante laparotomía exploratoria: nos permite coger muestras completas de intestino, estómago, páncreas, linfonodos, hígado…Requiere anestesia total del animal y una cicatriz posterior.

-Mediante endoscopia: se utiliza un fiborendoscopio que es un tubo flexible con una cámara que, una vez introducido vía oral o rectal (dependiendo de que tramo de intestino queramos ver) permite cojer muestras mediante unas pinzas. Requeire anestesia del animal pero es menos invasivo que la laparotomía exploratoria. La  desventaja es que solo podemos coger muestra de mucosa intestinal.

Endoscopio flexible.
Imagen de: http://medtempus.com/

¿Tiene tratamiento?

Sí, el tratamiento es crónico y requiere controles periódicos.

Se basa principalmente en:

– cambio de la proteína de la dieta para disminuir así los alergenos imtestinales que causan inflamación.

– terapia inmunosupresora: con corticoides o otros fármacos.

– control del sobrecrecimento de bacterias intestinales que pueden provocar déficits vitamínicos.

En el caso de Rosita hemos empezado un tratamiento con dieta específica y corticoides.

Solo lleva un mes con tratamiento y ha engordado 300 gramos. Está mucho más animada, come bien y el tamaño de los ganglios mesentéricos ha disminuido.

Iris Pérez.

Tumores mamarios II: En la perra.

23 Abr

Hoy hablaremos, y siguiendo con el tema anterior, de los tumores mamarios en la perra.    Igual que en la gata, la exploración de nuestra mascota es lo mejor que podemos hacer para detectarlos tempranamente, y así tener mucho mejor pronóstico.

Lo bueno que tenemos es que en el caso de las perras, el tanto por ciento de malignidad es del 50%, o sea la mitad son malignos y la otra mitad son benignos.

Pues bien, el caso que os presentó es Nuca, una perra mestiza muy simpática de 14 años.  Su propietario la trajo a nuestra clínica hace unos cuatro meses y le detectamos un tumor mamario de unos 5 cm de diámetro.   Decidieron no extraerle el tumor.

 

Aqui vemos a Nuca.

 

 

Cinco meses después, Nuca vino con fiebre, adelgazamiento y el tumor mamario mas grande, ulcerado e infectado.

Decidimos tratarla con antibióticos, anti inflamatorios y desinfección local del tumor.  Entretanto realizamos chequeo pre operatorio completo y una radiografía de tórax (igual que en el caso de los gatos.)  Tanto el chequeo como la radiografía resultaron ser normales.

 

Aquí esta Nuca con signos de fiebre y decaimiento.

 

 

Dos semanas más tarde, Nuca esta mucho mejor, ha cogido peso, el tumor esta menos ulcerado e inflamado.  Con lo cual decidimos extirpar el tumor, junto con la glándula mamaria.

Aquí esta el proceso de extracción.

 

Aquí vemos el tumor de gran tamaño y solo levemente ulcerado

 

 

 

Aquí vemos preparando el campo quirúrgico para realizar la extirpación el tumor

 

Aplicamos paños de campo, para aislar el tumor.

 

 

Aquí realizamos una incisión que tiene que ser de entre 2.5 a 3 cm del borde del tumor.

 

 

Extirpamos tumor realizando una incisión amplia.

 

 

 

Extirpamos junto al tumor también glándula mamaria, disecamos bien para una extracción total.

 

 

Finalmente cerramos la herida, y ponemos un drenaje de Penrose para evitar acumulo de fluido inflamatorio.

 

 

 

Estamos a la espera del resultado de la biopsia.  Con alta sospecha de que sea maligno, debido a que mide mas de 2.5 cm, esta ulcerado y esta muy adherido.

En perras una buena manera de evitar casi por completo que tenga tumores mamarios en un futuro, es realizar una ovariohisterectomia ( o sea esterilizarlas) antes de que la perra tenga el primer celo.  Así reduces hasta un 0.5% la posibilidad de que tenga tumores en un futuro, comparando con una perra no esterilizada.  Como siempre PREVENIR ES MEJOR!!!!!.

 

Os seguiremos contando

 

Pedro Carracedo

Tumores mamarios I. En la gata.

19 Abr

Os quería hablar un poco de los tumores mamarios en la gata.  Se pueden detectar en la exploración rutinaria en el veterinaria, o también en casa cuando acariciamos a nuestra mascota.

Los tumores mamarios en gato son,  en su gran mayoría,  de origen maligno (85%-93%).  Por eso es muy importante la prevención.

Os quería hablar de Petita, una gatita muy simpática de 11 años  que es un cruce de raza persa con angora.  Acudió a nuestra clínica por que su propietaria detectó un tumor en una mama.

Aquí vemos a Petita.

Aqui vemos el tumor de mama. Además este tumor estaba ulcerado e infectado.

Como se aprecia en la imagen, el tumor se había ulcerado y también estaba infectado.  Por eso decidimos establecer una pauta de antibióticos y anti inflamatorios antes de operar.

El tratamiento para los tumores mamarios es la cirugía.  Se debe quitar el tumor junto con toda la glándula mamaria si es posible.   Las glándulas mamarias  tienen ganglios linfáticos alrededor, hay que extirparlos también si están afectados o se sospecha que lo están.

 

Aquí vemos a Petita preparada para la intervención.

 

Antes de operar el tumor, se debe realizar una radiografía de tórax, ya que aquí es el lugar mas frecuente donde los tumores mamarios metastatizan.  Si hay evidencia de metástasis, el pronóstico es mucho peor y hay que evaluar si vale la pena extirpar el tumor o realizar algún tipo de quimioterapia.

En el caso de Petita, realizamos una radiografía de tórax donde no se detectaron evidencias de metastasis.

 

Radiografía de tórax sin evidencia de metástasis.

 

Aquí tenéis diversas fotos con el proceso de extirpación.

 

 

Empezamos a disecar y extraer tumor y mama.

 

 

 

 

 

Aquí vemos la extirpación completa de la mama, tumor y el ganglio linfático anexo.

 

El tumor ya extirpado.

 

Una vez extirpado el tumor, realizaremos una biopsia.  O sea el estudio histopatológico de los tejidos.  Esto nos indicará si es maligno o no, el grado de malignidad si lo es y si se ha extirpado completamente.

La biopsia es también de utilidad para establecer el tratamiento futuro.  Estamos a la espera del resultado, os lo comentaremos en cuanto lo sepamos.

 

Pedro Carracedo

Laparotomía exploratoria, ¿qué es y para qué sirve?

20 Mar

Rosita es una gata geriátrica, debe tener unos 9 o 10 añospero no sabemos exactamente su edad porque su dueña, Roser Bailon, muy implicada en el cuidado de los gatos de la calle, la recogió ya de adulta hace al menos 9 años.

Des de hace varios mesos, Roser ha observado que, aunque tiene mucho apetito, Rosita ha perdido peso (de pesar 4.95 Kg ha ido bajando progresivament hasta los 3.75 Kg).

Roser nos trajo a Rosita para averiguar qué está provocando su pérdida de peso.

Hace unos días le realizamos  un chequeo geriátrico completo y evaluamos también su función tiroidea y según los resultados Rosita está perfecta.  Sin embargo durante su examen físico le palpamos un bulto en el interior de su abdomen. Le realizamos una ecografía abdominal completa y el bulto parecía estar relacionado con los intestinos.

¿Qué puede tener Rosita?

Con la imagen ecográfica no podemos descartar nada, sólo indica que hay una estructura en el abdomen compatible con intestino o linfonodo mesentérico.

Ecografía abdominal de Rosita, podemos ver la masa abdominal.

¿Qué más podemos hacer?

El siguiente paso es averiguar qué es este bulto y para hacerlo, aunque parezca muy agresivo, lo que hay que hacer es una laparotomía exploratoria.

Una laparotomía exploratoria es una cirugía que consiste en abrir el abdomen para ver como estan sus estructuras y, en el caso de detectar algo anormal, poder coger un fragmento de tejido (biopsia) y enviarlo a un laboratorio de anatomía patológica para que realizen un estudio de este tejido.

Apertura de la pared abdominal.

Hoy Rosita ha venido para hacerse una laparotomía exploratoria.  Al abrir su abdomen hemos encontrado un aumento considerable de los ganglios linfáticos  mesentéricos y hemos tomado muestras de  ganglio e intestino para ver qué está causando este aumento.

Intestinos exteriorizados de la cavidad abdominal para toma de muestra para biopsia.

Rosita con sueroterápia postoperatoria

 Dentro de unos días llegaran los resultados de la biopia, ya os mantendré informados de su evolución y de los resultados.

Muestras de ganglio e intestino en formol para el laboratorio

Mientras Rosita se recupera favorablemente de la cirugia, deberá pasar 12 h sin beber líquidos y 24h sin comer para garantizar una buena cicatrización del intestino.

Iris Pérez

A %d blogueros les gusta esto: