Archivo | septiembre, 2013

Controles y evolución del hiperadrenocorticismo de Yako.

30 Sep

¿Os acordáis de Yako?  http://wp.me/p2cDmE-1pH

Quería explicaros la evolución de Yako con el tratamiento para su enfermedad.

Como ya os comenté exisitian diferentes opciones terapéuticas para la enfermedad de Cushing o hiperadrenocroticismo.

En el caso de Yako optamos por utilizar el trilostano, un medicamento con menos efectos secundarios que el mitotane y que actúa inhibiendo la formación de hormonas esteroideas, es decir, de cortisol. La inhibición es reversible y aproximadamente a las 8 h de la administración del trilostano oral el efecto ya desaparece.

Es necesario medicar al animal dos veces al día y realizar controles sanguíneos periódicos a los 7-10 días de iniciar el tratamiento, al mes, a los 3 meses y cada 3 meses posteriormente.

¿Qué debemos mirar en estos controles?

La prueba más eficaz para valorar si tenemos la enfermedad bajo control es hacer un test de ACTH.

El test consiste en sacar sangre antes y una hora después de la administración de ACTH sintética.

La ACTH es una hormona que se secreta en el cerebro y que estimula la corteza adrenal para que produzca cortisona. En los animales con hiperadrenocrticismo pituitario tienen una estimulación crónica por parte de esta hormona y sus cortezas adrenales están más engrosadas y secretan más cortisona. Por lo tanto al hacer este test en un animal enfermo encontraremos valores muy elevados de cortisol antes y después de la administración de esta hormona.

Si el animal está controlado, por mucho que estimulemos la glándula adrenal con ACTH los valores de cortisol no deberían ser muy elevados.

Esquema del eje hipotalámico-hipofisario que controla la secreción de cortisol.
Imagen de http://www.dfarmacia.com.

Realizamos un control a los 10 días de iniciar el tratamiento y al mes y los valores de Yako se mantienen dentro del rango normal, la cual cosa indica que tenemos su enfermedad bajo control.

Otro punto importante en el control de esta enfermedad es valorar si hay hipertensión arterial.

La hipertensión es una complicación frecuente de la enfermedad de Cushing y muchas veces no se controla al controlar la enfermedad y requiere tratamientos adicionales.

Como las consecuencias de la hipertensión pueden ser muy graves es importante valorar si el animal sufre o no este problema.

¿Cómo miramos la presión arterial?

Existen numerosos sistemas. El método que utilizamos nosotros es el más avanzado y fiable que existe actualmente, es un método oscilométrico  de alta definición, llamado HDO.  Este método es una versión muy mejorada del oscilométrico común.  Nos permite medir la presión arterial sistémica con mucha precisión.

El sistema que utilizamos consta de un manguito que se coloca en la colo o extremidad del animal, un aparato que mide la presión y un ordenador con un programa especial asociado al aparato de presión.

Este sistema se conecta a un ordenador.  Este ordenador crea una gráfica junto con la medición de la presión. Si la forma y distribución de la  gráfica es correcta, la medición que obtengamos de presión es real.

El tamaño de maguito utilizado varia en función del tamaño del animal.

En el caso de Yako su presión arterial sistólica se mantiene a 126, un valor normal.

Los dueños de Yako han notado también que Yako come y bebe menos y también orina menos.

La musculatura de la región temporal estaba muy atrofiada al inicio y con solo un mes de tratamiento Yako ha recuperado esta musculatura:

Yako, antes de iniciar el tratamiento con trilostno. Como podéis ver la musculatura de la cabeza está atrofiada.

Yako, un mes después de iniciar el tratamiento con trilostano. Podéis ver la recuperación de la musculatura de la cabeza.

Los controles periódicos en enfermedades crónicas son básicos para evitar problemas y mantener la enfermedad bajo control.

Iris Pérez.

Golfo un cachorro con una hernia umbilical

28 Sep

Hola a todos!

Hoy Golfo ha venido a ponerse su segunda vacuna de cachorrito, ya tiene 3 meses y en unos días ya podrá salir a la calle y relacionarse con otros perros. En la visita de hoy hemos revisado dos problemas que ya encontramos en anteriores visitas: tiene una hernia umbilical y es criptórquido.

20130928-102745.jpg

Golfo

Por un lado, las hernias umbilicales son un defecto congénito que se producen cuando las paredes laterales del musculo recto abdominal y de la fascia no se han fusionado correctamente. Se puede encontrar tanto en gatos como en perros, y suele aparecer en razas como el airdale terrier, basenji, pequinés, pointer y weymaraner, entre otros. Puede ser hereditario, y muchas veces se encuentra asociado a la criptorquidia, como es el caso de Golfo.

imagen012kl

hernia umbilical en un dogo -www.dogoargento.com.ar

Las hernias umbilicales pueden ser de diferentes tipos o gravedad:

  • No complicada: hernia simple y pequeña, de diámetro inferior al tamaño de un intestino, no están estranguladas.
  • Complicada: una o múltiples hernias, hay estrangulación de componentes abdominales.
  • Onfalocele: gran hernia en la linea media, los defectos de piel pueden permitir a los órganos abdominales protuir.

En el caso de Golfo nos encontramos delante de una hernia no complicada, al explorarlo se palpa una zona de la pared abdominal que no esta correctamente fusionada, pero es tan pequeña que ningún órgano abdominal puede pasar a través.

En la exploración de un animal con hernia umbilical se determina si ésta es blanda y reductible o si por el contrario es grande, dura e irreductible. También interesa saber si la masa es dolorosa, si provoca vómitos, si hay dolor abdominal y si hay síntomas de sepsis, ya que esto nos indica que pueda estar estrangulando algún órgano abdominal.

El tratamiento depende de la hernia con la que nos encontremos: si es pequeña puede cerrar sola hasta los 6 meses de edad sin complicaciones, si es mediana-grande pero no da ningún problema se puede esperar a la castración, por ejemplo, para operar, ya que se tiene que corregir pero no se trata de una urgencia. En cambio si se trata de una hernia grande complicada con una estrangulación o de un onfalocele la cirugía tiene que ser inmediata.

ar3509_herniaportada160

hernia umbilical preparada para cirugia -http://argos.portalveterinaria.com/

Por otro lado, también he comentado que Golfo es criptorquido. ¿Qué quiere decir eso? La criptorquidia es el descenso incompleto de uno o ambos testículos a través del canal inguinal hasta el escroto. A Golfo solo le ha descendido uno de los dos testículos a la bolsa escrotal, y teniendo en cuenta que tampoco se le palpa en la zona inguinal, muy probablemente éste se encuentre en abdomen. Podéis encontrar toda la información necesaria de este problema en un post que ya tratamos hace un tiempo (https://historiasveterinarias.wordpress.com/2012/12/18/la-cripotorquidia/).

criptorquidismo

Criptorquido inguinal unilateral. – http://www.veterinaria-online.com.

De momento los propietarios irán controlando en casa si hay algún cambio tanto en la hernia umbilical como en el testículo que no ha descendido de Golfo. A los 5 o 6 meses de edad, aprovechando que Golfo volverá a la clínica para vacunarse de la rabia, le volveremos a explorar para determinar si la hernia se ha acabado de cerrar por si sola y si el testículo ha descendido o si necesitará ayuda mediante cirugía.

Elisabet Villanego

Imagen

Niva y la coprofagia

25 Sep

Hola a todos!

Os presento a Niva, una perrita que fue adoptada de una protectora hace 2 años aproximadamente ya de adulta. Los miembros de la protectora se la encontraron junto a sus cachorros en la calle, y su actual propietaria decidió adoptarla a ella ya que sabía que los primeros que encontrarían una nueva casa serian sus cachorros y no quería que ella se quedara sola.

20130925-181536.jpg

Niva muy delgada pocos días después de ser adoptada

Cuando se la llevó a casa era consciente de que tenia muchos miedos: a la gente, sobretodo a los hombres, a los ruidos, a los movimientos bruscos… tenia otitis, algunas alopecias producidas seguramente por quemaduras de cigarrillo… Con el tiempo todos estos problemas los tiene prácticamente superados, ya que su nueva familia ha trabajado para que así sea. No obstante, lo único que no han conseguido evitar es que Niva ingiera sus propias heces (coprofagia).

20130925-181419.jpg

Niva 1 año tras su adopción

Al principio su propietaria pensaba que era una actitud adquirida cuando tuvo su camada, ya que muchas hembras lo hacen para mantener el nido limpio. O bien, porqué arrastraba un problema de malnutrición debido a todo el tiempo que podía haber pasado en la calle. Incluso le realizó un análisis coprológico y un tratamiento para desparasitarla internamente por si ese era el problema.

En realidad la coprofagia es un comportamiento normal e inofensivo en muchos perros, no tiene porqué causarle ningún problema, en cambio es bastante desagradable para sus dueños. La coprofagia puede aparecer por diferentes factores:

  • búsqueda de atención del propietario
  • como parte del juego en cachorros
  • limpieza del nido en hembras lactantes
  • actitud exploratoria
  • inanición y/o deficiencias nutricionales
  • ansiedad por separación
  • pica
  • enfermedades intestinales

En primer lugar, es importante asegurarse de que el animal esta recibiendo una dieta adecuada y completa. Además, es útil realizar un análisis coprológico en estos animales para descartar sangre o sobrecrecimiento bacteriano en heces. También se pueden realizar analíticas sanguíneas para determinar si existe un problema pancreático exocrino, por ejemplo.

images

bote para análisis coprológico -www.ossalud.com

Si todas estas pruebas son normales, muy probablemente nos encontremos ante un problema de comportamiento. En estos casos es importante que el propietario no le preste atención al animal cuando realiza esta actitud, ya que al obtener la atención del dueño se puede potenciar el comportamiento.

También puede ser útil añadir alimentos a su dieta que alteren el sabor de las heces, haciendolas desagradables para el animal, como puede ser la piña picada o el calabacín rallado. También existen productos que se pueden utilizar con este mismo fin.

para-el-habito-de-la-coprofagia-en-perros-y-cachorros-pyf_MLM-O-61943506_4243

mercadolibre.com.mx

La propietaria de Niva intentará corregir esta actitud añadiendo uno de estos alimentos a su dieta habitual. No obstante, si aun así Niva sigue ingeriendo sus propias heches, le recomiendo que se ponga en contacto con un especialista de comportamiento. Un etólogo le puede aportar muchas pautas a la propietaria de Niva para acabar con esta actitud que, aunque normal, les supone un problema de convivencia.

Elisabet Villanego

El hipertiroidismo felino: el caso de Mister.

24 Sep

Hola! Os presento a Mister, un gato de 16 años que vinó a visitarse por pérdida de apetito,y de peso y después de realizarle un chequeo le detectamos un hipertiroidismo.

¿Qué es el hipertiroidismo?

El hipertiroidismo es una alteración común en gatos viejos. Es una enfermedad causada por un aumento en los hormonas tiroideas, producidas por una glándula situada en el cuello.

Las hormonas tiroideas tienen un papel importante como índice de control de procesos metabólicos y por tanto en el nivel de actividad general, por lo que los gatos con hipertiroidismo tienden a quemar la energía muy rápido y es típico observar  una pérdida de peso a pesar del aumento de apetito ( en algunos casos se produce un fenómeno de anorexia).

En la mayoría de los casos, el aumento de la producción de hormona tiroidea  es debido a tumores benignos (no cancerosos) en la glándula.

¿Qué signos clínicos produce?

El hipertiroidismo se observa de forma muy mayoritaria  en gatos de edad media –avanzada, y es raro observarlo en gatos de menos de 7 años. Gatos machos o hembras están afectados con la misma frecuencia y tampoco hay estudios que evidencien mayor predisposición al padecimiento de hipertiroidismo por razas. Eso sí, hay algunas evidencias  que muestran que es menos común en gatos siameses.

Mister, muy delgado a pesar de tener buen apetito.

Los gatos afectados por hipertiroidismo normalmente muestran un amplio cuadro de signos clínicos, que es muy suave al principio, pero posteriormente se vuelve más severo a medida que va progresando la enfermedad. También, como esta enfermedad ocurre principalmente en gatos mayores, algunos gatos afectados tienen otras enfermedades concomitantes que complican e incluso enmascaran algunos de los signos clínicos.

Los signos clásicos del hipertiroidismo son pérdida de peso, normalmente a pesar de un aumento en el apetito (polifagia), aumento en la sed (polidipsia), aumento en la irritabilidad,  inquietud e incluso hiperactividad. Muchos de los gatos afectados tienen taquicardia (alta frecuencia de latidos por minuto) y un pelo descuidado. También es bastante común la presencia de diarrea de leve a moderada  y /o vómitos. Algunos gatos afectados son notablemente intolerantes al calor y buscan sitios templados para acostarse, y algunos (especialmente los casos avanzados) pueden jadear cuando están estresados. Muchos de los gatos hipertiroideos pueden mostrar algún grado de polifagia (excesivo apetito) e inquietud, pero en algunos casos avanzados pueden mostrar debilidad generalizada, letargia y pérdida de apetito y los signos son menos característicos.

El efecto de las hormonas tirodieas puede tener efectos secundarios dañinos sobre otros órganos:

El efecto de las hormonas tiroideas sobre el corazón  consiste en la estimulación de la frecuencia cardiaca (mayor número de latidos por minuto) y contracción más fuerte del músculo cardiaco. A medida que la enfermedad progresa el músculo de la cámara cardiaca más grande (ventrículo izquierdo) se agranda y se hace más grueso – lo que se conoce como hipertrofia del ventrículo izquierdo. Si  estos cambios no son tratados y controlados, pueden provocar compromisos en  la función normal del corazón e incluso puede dar como resultado un fallo cardiaco. Esto significa que en algunos gatos con hipertiroidismo, será necesario un tratamiento adicional para controlar los efectos secundarios de éste sobre el corazón. Sin embargo, una vez que el hipertiroidismo subyacente ha sido controlado, los cambios cardíacos  normalmente mejoran, e incluso se resuelven completamente.

Hipertensión (aumento en la presión de la sangre) es otra  complicación potencial y puede causar daños adicionales a varios órganos incluyendo los ojos, riñones, corazón y cerebro. Si la hipertensión es hallada conjuntamente con el hipertiroidismo, serán necesarios medicamentos para controlar la presión sanguínea con el fin de reducir los daños  a otros órganos. Como en el caso de la enfermedad cardiaca, tras un tratamiento con éxito del hipertiroidismo, la hipertensión puede resolverse y por tanto no ser necesaria una terapia  de por vida.

Es muy importante el control de la presión arterial en animales con sospecha de hipertiroidismo.

La enfermedad en los riñones (fallo renal crónico) no está provocada por un efecto directo del hipertiroidismo, pero ambas enfermedades a menudo ocurren al mismo tiempo porque las dos son comunes en gatos mayores. Hay que tener mucho cuidado si ambas enfermedades son concomitantes, ya que el hipertiroidismo tiende a  aumentar el flujo de sangre hacia los riñones, en ocasiones mejorando su función. De esta manera  los análisis de sangre tomados para monitorizar  la función renal en un gato hipertiroideo pueden mostrar unos cambios leves o normales, pero puede haber un fallo renal más severo enmascarado por el hipertiroidismo. Por esta razón, sin tener en cuenta el tratamiento elegido para el manejo a largo plazo del hipertiroidismo, es usual el recomendar empezar un tratamiento médico (pastillas) y monitorizar la respuesta con varias medidas de presión sanguínea y análisis de orina para valorar la función tiroidea y renal. Ocasionalmente, un tratamiento exitoso de los valores tiroideos desemboca en un decline dramático de la función renal. Si esto se detecta sería necesario reducir la dosis  de la medicación antitiroidea aunque  el hipertiroidismo no esté completamente controlado para evitar que la función renal no se vea demasiado comprometida.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico se confirma tras el análisis de las hormonas tiroideas. Todo lo que se requiere para diagnosticar esta enfermedad es un análisis de sangre que determina la concentración de tiroxina (T4),  y está normalmente elevado en los casos clínicos positivos. Otras pruebas  laboratoriales pueden ser anormales, por ejemplo las enzimas del hígado  también se encuentran elevadas de forma secundaria al hipertiroidismo, y también se requiere un  chequeo rutinario de sangre y orina para descartar cualquier otra enfermedad concurrente.

¿Existe tratamiento para el hipertiroidismo?

Sí, existe tratamiento.

Tenemos tres grandes opciones de tratamiento: medicación oral, tiroidectomía o iodo radioactivo.

1- Medicación oral ( terapia más utilizada).

Metimazol para el tratamiento del hipertiroidimo felino.
Imagen de http://www.vetoquinol.ca.

Los fármacos antitiroideos están disponibles en pastillas. Actúan reduciendo la producción y liberación de hormona tiroidea desde la glándula tiroidea. Esto no provoca una curación de la enfermedad pero si permite un control de esta.

2. Resección quirúrgica:
La resección quirúrgica del tejido tiroideo afectado (tiroidectomía) puede producir una cura permanente y es un tratamiento común para muchos gatos hipertiroideos. En general es un procedimiento muy exitoso y es probable producir una cura a largo plazo o una cura permanente en la mayoría de los gatos. Sin embargo, incluso después de la realización con éxito de una cirugía, se pueden  volver a desarrollar de forma ocasional síntomas de hipertiroidismo. Esto ocurre transcurrido un tiempo si un tejido tiroideo que previamente no estaba afectado y no  fue reseccionado desarrolla  la enfermedad.

3. Iodo radioactivo.

El yodo radiactivo (I131) puede ser utilizado también para proporcionar  una cura efectiva y segura para el hipertiroidismo. Como ocurría con la tiroidectomía,  tiene la ventaja de que en la mayoría de los casos es un tratamiento curativo  y no requiere un mantenimiento con fármacos.

El yodo radiactivo es administrado como una inyección subcutánea- El yodo posteriormente es captado por el tejido tiroideo activo (anormal), pero no por  otros tejidos corporales. Esto permite una acumulación selectiva local del material radioactivo en los tejidos anormales. La radiación destruye el tejido tiroideo anormal, pero no daña el tejido circundante o las glándulas paratiroides.

Las ventajas del tratamiento con yodo radiactivo son que es curativo, no tiene efectos secundarios de importancia, no requiere una anestesia general y trata todo el tejido tiroideo afectado independientemente de su localización. No obstante, requiere el manejo e inyección de material radiactivo. Esto no supone ningún riesgo para el paciente, pero es necesario que las personas que entran en contacto directo con el gato tomen algunas medidas de precaución.  Por este motivo este tratamiento solamente puede ser realizado por instalaciones con licencia especial y el gato tratado debe permanecer hospitalizado hasta que la radiactividad haya descendido a niveles aceptables. Normalmente el gato debe permanecer hospitalizado entre 3 y 6 semanas (dependiendo de la institución) una vez realizado el tratamiento. En la mayoría de gatos los niveles de hormonas tiroideas han vuelto a la normalidad en 3 semanas, aunque en algunos casos se necesita un poco más de tiempo.

Una sola inyección de yodo radiactivo es curativa en un 95% de las ocasiones, y en aquellos pocos gatos hipertiroideos donde la enfermedad persiste se puede realizar un segundo tratamiento. Ocasionalmente tras la inyección con yodo radiactivo se produce una reducción de los niveles de hormonas tiroideas por debajo de la normalidad (hipotiroidismo) y si va acompañado de síntomas clínicos (letargia, obesidad, mal aspecto del pelo) es necesario administrar un suplemento de hormona tiroidea (mediante tabletas).

Fuente: http://www.fabcats.org/gemfe/.

Iris Pérez

Clínica Veterinaria Betulia.

Lluna no respira bien

24 Sep

Hola a todos!

Lluna es una gata europea de 11 años de edad. Sus propietarios están preocupados porque han notado que hace un tiempo que come menos, lo atribuyen a un posible estrés por la llegada a casa de un bebé o a que han estado haciendo de canguro de un cachorrito de gato durante unos días.

No obstante lo primero que observo cuando los propietarios destapan el transportín de Lluna es que respira con lo boca abierta, cosa que a diferencia de los perros, no es fisiológico en gatos. Esta muy disnéica, respira de forma muy agitada, y aunque las mucosas no se ven cianóticas (azuladas) no es normal que respire así.

disnea

gato disneico -www.foyel.com

Un gato que viene con una disnea tan severa, y aparentemente aguda, puede tener, principalmente, un problema asmático, una descompensación cardíaca o un traumatismo. En estos casos conviene estresar al mínimo al animal, hay que tratarlo con mucho cuidado para que su estado no empeore y esperar a que esté estable para realizar pruebas. A menudo es útil administrar oxígeno dentro de una incubadora o una cámara preparada para tal fin, y sedarlo levemente para reducir la ansiedad.

gat oxigen

gato recibiendo oxígeno

Después de estabilizar a Lluna, y manteniendola bajo sedación, se le ha realizado una radiografía de tórax y se le ha hecho una extracción de sangre. En la radiografía se observa un incremento del tamaño del corazón y un patrón alveolar (zona más blanca en pulmón), que indica que hay líquido en el pulmón.

20130923-182935.jpg

corazón incrementado de tamaño y patrón alveolar

20130923-182944.jpg

corazón incrementado de tamaño y patrón alveolar

En estas radiografías, se puede observar que Lluna padece un problema cardíaco, que por algún motivo se puede haber descompensado y le está provocando estos síntomas (disnea, perdida de apetito…). En una cardiomiopatia es muy común encontrar edema pulmonar, efusión pleural y en algunos casos se pueden auscultar sonidos cardíacos alterados, aunque no siempre son audibles. Para tener más información de la cardiomiopatia que padece (hipertrófica, restrictiva…) y así poder determinar su gravedad para establecer un tratamiento, es necesario realizar una ecografia del corazón, una ecocardiografia.

De momento, se le han administrado diuréticos para eliminar el líquido del pulmón y ayudar a que Lluna respire mejor, hasta que los propietarios nos autoricen a realizar la ecocardiografia.

Os iré informando de su evolución y del resultado de la ecocardiografia!

Elisabet Villanego

Morla, una perra diabética.

21 Sep

Morla es una perrita de 13 años.

El otro día, la señora Provinciale, su dueña, nos la trajo porqué Morla lleva varias semanas bebiendo mucho, orinando mucho y comiendo mucho.

Lo que más le preocupa a su dueña es el aumento de la frecuencia urinaria.

Exploramos a Morla y le realizamos un chequeo sanguíneo y de orina completo y los resultados nos llevaron a un diagnóstico: Morla padece diabetes mellitus.

Sus niveles de glucosa sanguínea estaban por encima de 600 ( valores normales en perro hasta 120 mg/dl) y en la tira de orina la glucosa marcaba el máximo.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes mellitus es una enfermedad producida por un déficit de insulina.

En el perro la diabetes más frecuente (99% de los casos) es la diabetes tipo I o insulinodependiente. Se caracteriza por la destrucción de las células B del páncreas que lleva a una deficiencia absoluta de insulina. Se cree que hay una predisposición genética a este tipo de diabetes, pero existen varios factores ambientales que podrían actuar como factores desencadenantes de una respuesta autoinmune frente a las células B.

También existen factores de riesgo como la obesidad, la pancreatitis crónica., el diestro en las hembras ( puede causar diabetes por inulinoresistencia)…

Generalmente ocurre en perros mayores entre 7-9 años.

¿Qué signos produce la diabetes en el perro?

Los signos típicos son poliuria (oriinar mucho), polidipsia ( beber mucho), pérduida de peso, polifagia (aumento del apetito).

Podemos encontrarnos con ceguera por cataratas ( inducidas por la hiperglucemia), letargia, debilidad, mala condición corporal…

¿Qué hacemos con Morla?

Con el diagnóstico de Morla vamos a empezar a tratarla con insulina.

Al ser una hembra es muy importante pensar que durante el celo podemos tener problemas para controlar la diabetes ya que durante el diestro puede producirse una insulinoresistencia a causa de las hormonas. En el caso de Morla este problema no lo consideramos ya que está esterilizada.

En una perra diabética sin esterilizar una de las primeras cosas que nos deberíamos plantear es esterilizarla para evitar problemas de control de la glucemia durante el estro o celo.

Existen varios tipos de insulin para perros pero en su caso hemos escogido una insulina NPH ( insulina recombinada humana) , en concreto la humulina 70:30 porqué permite la administración dos veces al día y nos permite un buen control de la glucemia sanguínea.

Es muy importante también darle una dieta especial a Morla. Nos interesa una dieta con unos carbohidratos adecuados para que los niveles de glucosa no se nos disparen y también una dieta que nos permita controlar su peso (evitar la obesidad). En su caso hemos escogido un pienso Hill’s W/D.

La humulina NPH 70:30 es útil para el control de la diabetes en perro.
Imagen de http://www.indiamart.com.

Imagen de mi.ciudaddemascotas.com.

Ahora hace ya dos semanas que hemos empezado a administrarle insulina dos veces al día a Morla.

Junto con la inyección de insulina damos siempre de comer. Ahora cada semana le realizamos curvas de glucosa, que son controles de la glucosa sanguínea antes y cada 2 h después de la administración de insulina. Esto nos permite obtener una gráfica y ver en qué valores se mantiene durante 12h la glucosa y en función de estos valores vamos ajustando la dosis.

La diabetes es una enfermedad tratable pero complicada, sobretodo al inicio del tratamiento ya que requiere realizar curvas de glucosa semanales hasta estabilizar al animal. Una vez estabilizado los controles se pueden realizar mensuales y posteriormente trimestrales.

Iris Pérez.

Clínica Veterinaria Betulia.

Pipo tiene mucha tos

20 Sep

Hola a todos!

Os presento a Pipo, un cruce de bóxer de 3 años de edad, Pipo ha venido a nuestra consulta porque hace 3 días que tose mucho, tiene mucha mucosidad y vomita.

20130920-112802.jpg

Pipo

En la exploración se manifiesta que tiene fiebre, en la auscultación se oye cierta crepitación pulmonar leve, y el reflejo traqueal (que se produce al presionar suavemente la traquea, mostrando que pueda estar inflamada e irritada) es positivo, provocandole la tos de manera inmediata.

Debido a los síntomas que Pipo tiene, la sospecha principal es que padece tos de las perreras (traqueobronquitis infecciosa), una enfermedad que puede estar producida por diferentes microorganismos (Parainfluenza virus, Adenovirus tipo 2, Bordetella bronchiseptica, virus de la infuenza, herpersvirus canino, reovirus canino y Mycoplasma canis) y que es altamente contagiosa entre los perros. En general, este proceso es de corta duración y a veces no es necesario administrar ninguna medicación al animal.

En el caso de Pipo, no obstante, le hemos realizado una radiografía debido a la mucosidad que elimina y a la auscultación alterada.

20130920-112936.jpg

patrón bronquial

En la radiografía se observa un leve patrón bronquial, indicando que Pipo puede tener un inicio de bronquitis, esto puede suceder debido a una complicación de la traqueitis en animales joven, débiles, o que están algo immunodeprimidos.

De momento Pipo se ha ido a casa con tratamiento antibiótico y medicación para aliviare un poco la tos y la irritación de la traquea, su propietario le cambiará el collar que lleva por un arnés tipo Halti para evitar que estire y se irrite más la traquea.

En unos días Pipo volverá a la clínica para ver como está, espero que ya este mucho mejor y que se le pueda retirar la medicación.

Elisabet Villanego

Un cisne con un anzuelo en el esófago.

19 Sep

Hace unos meses os presentaba a la familia de cisnes del lago de Puigcerdà http://wp.me/p2cDmE-1xX.

Pues hace unos días leía en el facebook de una clínica veterinaria de Puigcerdà que uno de los cisnes pequeños había tenido un accidente: se comió un anzuelo.

El anzuelo se alojó en el esófago y el hilo se enredó en el pico del cisne. Al final pudíeron extraerle el anzuelo sin haber lesiones graves.

A continuación podéis ver la fotografías que colgó en su facebook Serveis Veterinaris de la Cerdanya, el centro que atendió al cisne:

No es la primera vez que un animal se traga un anzuelo. En nuestra clínica hemos tenido numerosos casos de anzuelos: alojados en cavidad oral, en esófago o en estómago.

Es muy importante que si veis a vuestro perro o algún animal tragándose un anzuelo o con el hilo de pescar colgando de la boca NUNCA tiréis del hilo para sacar el anzuelo.  Pensad que los anzuelos tienen una forma muy particular y están diseñados para quedarse clavado dentro de la cavidad oral de los peces. Al tirar de un anzuelo lo que hacemos es desgarrar todos los tejidos.

Cuando nos viene un perro con un hilo colgando lo primero que debemos hacer es ver dónde está el anzuelo.

Podemos tenerlo dentro de cavidad oral, en esófago o en estómago.

Mediante radiografías de tórax y abdomen podemos determinar el sitio exacto dónde se encuentra.

Anzuelo en cavidad oral.
Imagen de veterinariatao.wordpress.com.

Por ejemplo, os muestro las radiografías de Lola, una perrita que hace ya varios meses fue intervenida por comerse dos anzuelos:

Radiografía de la zona del estómao de Lola.
Podemos ver dos anzuelos en su interior.

Si el anzuelo se encuentra a cavidad oral, anestesiaremos al animal para poder extraerlo.

Si se encuentra a esófago probablemente necesitemos endoscopia para poder extraerlo. Introduciendo un endoscopio flexible y mediante una pinza podemos intentar extraerlo por la cavidad oral. El esófago es un órgano muy sensible a las lesiones y hemos de vigilar mucho de no lesionarlo más de lo que ya lo estará por el anzuelo.

Imagen endoscópica de un anzuelo en esófago.
Imagen de http://www.endocirugiaveterinaria.com.

Si se encuentra en estómago tendremos que realizar una gastrotomía, es decir, abrir el estómago para extraer el anzuelo.

Solo decir que los anzuelos no son solo un peligro para los perros y gatos, también lo son para los animales acuáticos como los cisnes, patos, gaviotas, delfines, ballenas e incluso para los seres humanos.

Si los pescadores vigilaran un poquito más y evitaran dejar los anzuelos tirados en las playas o orillas de lagos evitaríamos muchos problemas.

Iris Pérez.

Clínica Veterinaria Betulia.

Heavy y su infección en la boca

18 Sep

Hola a todos!

Hace unos días Heavy, un gato europeo de 14 años de edad, acudió a nuestra consulta. Su propietaria había observado que hacia días que no comía, y estaba perdiendo peso, además le había encontrado un nódulo en la mandíbula.

Tras un examen inicial decidimos sedar a Heavy para poder observar mejor la boca y el nódulo de la mandíbula, ya que en muchas ocasiones hay que hacer radiografías y puncionar un nódulo para poder saber que células lo forman y poder buscar un tratamiento adecuado.

Una vez dormido, le pudimos explorar bien todos los dientes, y observamos que Heavy padecía una enfermedad peridontal importante, tenía pus en varias piezas dentales, pero sobretodo en el colmillo inferior derecho.

blog1

enfermedad periodontal -www.mascompany.es

Debido a esta gran infección decidimos retirarle los dientes afectados, en este caso todos, y drenar bien toda la infección del colmillo inferior, ya que era lo que le producía el nódulo que habíamos visto.

20130918-183427.jpg

Heavy tras la extracción dental

20130918-183440.jpg

Zona de pus en el colmillo inferior derecho

La propietaria de Heavy se lo llevó a casa unas horas después con medicación antibiótica y analgésica, le pedimos además que controlará si empezaba a comer algún alimento blando tipo lata.

En algunos casos, debido a la inflamación y la molestia de esta intervención, hay gatos que dejan de comer, corriendo el riesgo de padecer una lipidosis hepática y obligándonos a ponerle un tubo de faringostomia para poderlo alimentar (como el que le pusimos a Xino hace unos meses http://wp.me/p2cDmE-1xV).

set_3_2

Xino con un tubo de faringostomia

Tras 24 horas realizamos un primer control de Heavy, su propietaria estaba muy contenta ya que nada más llegar a casa empezó a comer pienso, sin ningún tipo de molestia y mucho más de lo que había comido en días. Gracias a su rápida y buena evolución no hizo falta ponerle ningún tubo de faringostomía.

Actualmente Heavy está mucho mejor, después de 10 días le ha desaparecido prácticamente toda la infección de la boca, ya no tiene el nódulo bajo el colmillo, y aunque aun sigue tomando antibiótico esperamos poderle dar el alta pronto .

Elisabet Villanego

La infección de orina, un problema para la diabetes.

18 Sep

Hola!

Hoy os quiero hablar de un problema frecuente tanto en los gatos como en los perros diabéticos: las infecciones de orina.

Golfa es una perra cruzada de 10 años, diagnosticada y tratada de diabetes que acudió de urgencias porqué orinaba con sangre.

Tras explorar a Golfa y realizar una cistocentesis o punción ecoguiada de la vejiga de la orina obtuvimos orina para su análisis. Tras realizar un análisis completo con cultivo de orina vimos que Golfa tenía una infección urinaria por E.Coli sensibe a amoxicilina -clavulánico.

Cistocentesis o punción ecoguiada de la vejiga de la orina.
Imagen de seleccionesveterinarias.es.

Tira rápida para urianálisis.

Así que administramos el antibiótico a Golfa durante 3 semanas para poder eliminar esta bacteria.

La amoxicilina-clavulánico era uno de los antibióticos que resultó ser sensible frente a la bacteria que producía la infección a Golfa.
Imagen de petscao.com.

¿Por qué se produce infección de orina en los perros diabéticos?

Al aumentar la glucosa en sangre también aumenta su concentración en orina y la densidad de esta se ve disminuida ( el animal bebe más y orina más).

Estos dos factores ( concentración elevada de glucosa en orina y la baja densidad urinaria) hacen que la orina sea un medio ideal para el crecimiento de bacterias.

Refractometro, aparato que nos sirve para medir la densidad urinaria.
Se necesita una gota de orina.
Imagen de kimikohuaxtla-blogspot.com.

¿Qué pasa si hay infección de orina?

Cuando un animal diabético sufre una infección ( de piel, de orina, de matriz…) se produce una resistencia de la insulina y por mucho que intentemos controlar la diabetes aumentando la dosis de insulina no conseguimos normalizar los valores de glucosa en sangre.

Por lo tanto es muy importante detectar y tratar a tiempo las infecciones en animales diabéticos, sino podemos tener dos problemas: la propia infección y un descontrol de la diabetes por un fenómeno de insulinoresistencia.

¿Qué debemos hacer con Golfa?

Los niveles de glucosa de Golfa son muy altos ( realizamos una curva de glucosa) pero la básico en su caso es tratar la infección y cuando este controlada valorar si la dosis de insulina que toma es la correcta o no.

Iris Pérez.

Clínica Veterinaria Betulia.

A %d blogueros les gusta esto: