Tag Archives: pedro carracedo

La displasia de cadera de Brush (pastor alemán) a los 5 meses de edad.

24 Ago

Brush es un cachorro de Pastor Alemán que tiene actualmente 5 meses.  Cuando era pequeño, tuvo problemas de diarrea debida a  Coccidios y Ascaris (parásitos intestinales).

Durante su revisión de los 5 meses, apreciamos dolor al manipular su  pata posterior izquierda. En esta revisión de los 5 meses, exploramos las rodillas y las articulaciones de la cadera con vistas a valorar si su desarrollo es normal o no.

En el caso de Brush,  recomendamos anestesiarlo para evaluar si presenta displasia de cadera.

Brush ya tiene la vía colocada y nos disponemos a inducir la anestesia con propofol.

Brush parece mirar cómo Pedro Carracedo le introduce propofol a través del catéter intravenoso.

Le colocamos una bránula (vía endovenosa) en la vena cefálica de una pata delantera e infundimos propofol, un anestésico inyectable muy empleado actualmente en medicina humana y veterinaria. En el vídeo podéis ver cómo le va haciendo efecto hasta conseguir una buena relajación.

Una vez relajado, manipulamos sus extremidades posteriores para ver si las cabezas de fémur están firmemente alojadas en la cavidad del acetábulo o en cambio, existe una facilidad para hacer salir las cabezas de fémur de los acetábulos de la pelvis. En el caso de Brush, su cabeza de fémur derecha muestra inestabilidad (facilidad para salir de su lugar normal en el acetábulo de la pelvis). Si ocurre este fenómeno de inestabilidad , se dice que el animal presenta un Signo de Ortolani positivo.

Además, la anestesia permite posicionarlo correctamente para realizar una radiografía de cadera:  colocamos a Brush sobre la mesa de rayos X de modo que los fémures se sitúen paralelos entre sí y en la radiografía aparezca desde el extremo más craneal de la pelvis hasta las rodillas.

Deben aparecer desde el principio de la pelvis hasta las rodillas, en proyección ventrodorsal con los fémures bien paralelos.

En la radiografía de cadera normal, las cabezas de fémur están bien alojadas en el acetábulo.

En la radiografía de cadera de Brush, las cabezas de fémur no están totalmente alojadas en el acetábulo, la cabeza de fémur izquierda está mejor colocada que la derecha.

En esta radiografía de cadera normal, ambas cabezas de fémur están bien introducidas en la cavidad del acetábulo.

En el caso de Brush, ninguna de las cabezas está del todo introducida en el acetábulo. Es una alteración del desarrollo que puede conducir a artrosis de cadera.

Con el tiempo, esta inestabilidad da lugar al desarrollo de artrosis de cadera.

La mejor solución en un perro adulto es realizar una prótesis de cadera, similar a la de humana. En un perro en crecimiento como Brush, existe una técnica llamada Triple Osteotomía de Cadera que permite reorientar los huesos de la pelvis para que recubran mejor la cabeza de fémur. Consiste en cortar el isquion, el ilion y el pubis y hacer rotar la pelvis para mejorar el recubrimiento de la cabeza de fémur.

Esta operación está indicada (es conveniente hacerla)  si el perro tiene menos de 1 año (si está en crecimiento), si todavía no hay artrosis visible en la radiografía, si hay dolor a la manipulación o cojera y si el recubrimiento de la cabeza femoral es todavía superior al 15%..

La displasia de cadera es una enfermedad del desarrollo, tiene causas genéticas y es muy frecuente en ciertas razas (Pastor Alemán, Golden Retriever, Labrador Retriever, Gos d´atura…). En estas razas aproximadamente el 50% de los perros presentan la enfermedad.

Por todo ello, recomendamos una evaluación a los 5 meses de edad que permita si es necesario una detección precoz para un tratamiento exitoso evitando tener que recurrir más tarde a la prótesis de cadera.

Espero que os sea útil, si tenéis preguntas preguntad a través de comentarios. Esperamos vuestras preguntas!

David Prandi Chevalier

La displasia de cadera en perro.

13 Mar

La displasia de cadera es una enfermedad genética y hereditaria, que normalmente afecta a perros de mediano y gran tamaño, que produce dolor en patas traseras, cojeras, atrofia muscular y también puede llegara inmovilizar las patas traseras de nuestras mascotas llevando al animal a la parálisis.  Las razas afectas son entre otras: Pastor Alemán, Mastines, Rottweiler, Golden Retriever, etc….  Cuanto más grande en tamaño sea el animal mas probabilidad de tener displasia.

Pastor aleman. (Foto de http://www.mascotadomestica.com)

Se trata de una mala congruencia entre la cavidad acetabular de la cadera y la cabeza del hueso del fémur.  Esto    puede producir en un principio dolor al caminar y a la manipulación de la articulación.

Aqui vemos una radiografia de cadera de un perro normal. (Foto: del autor).

Aquí para que se vea la diferencia con la anterior. Cadera de un perro con displasia leve, se ve que las cabezas femorales estan un poco desplazadas de su cavidad acetabular. (Foto del autor.).

Es una enfermedad que empieza cuando el perro es cachorro.  Se puede detectar a partir de los 6-8 meses de edad.  A esta edad el animal frecuentemente es asintomático, solo mostrará síntomas si un veterinario manipula su cadera.

Hay diversos grados de displasia desde un leve defecto en solo una extremidad, hasta que el defecto sea tan grave que lo que pasa es que la extremidad se puede luxar.

En esta radiografía, vemos como en la articulación dela derecha, el fémur esta tan desplazado de la cavidad que casi se sale del todo. Esto se llama subluxación. (Foto del autor).

La displasia de cadera puede acarrear problemas en el futuro.  A medida que el animal crece,  el grado de displasia puede empeorar o sus consecuencias.  Una consecuencia es la  aparición de artrosis por degeneración del cartilago articular.

Aqui vemos una cadera con signos de artrosis. Se ve deformación de la cabeza del femur i acetábulo. (Foto del autor).

En conclusión, puede pasar que una animal no muestres signos hasta que sea adulto.  Estos signos son debilidad del tercio posterior, dolor, cojeras, atrofia muscular.  Cuando aparecen estos síntomas la enfermedad puede que haya evolucionado hasta una artrosis degenerativa grave.  Con lo cual en esta enfermedad (como en casi todas) es muy importante la PREVENCION.

Si detectamos a una edad precoz esta enfermedad podremos combatirla de diferentes maneras:  se puede realizar una cirugia preventiva precozmente, poner protesis…

Si la detectamos precozmente también estaremos prevenidos. Realizaremos cosas para proteger la articulación de nuestro animal con medicación, variar la nutrición etc….

Es importante, por tanto, acudir al veterinario alrededor de los 6 meses para manipular la articulación de la cadera.  Si se ve que puede tener displasia se realiza una radiografia de la cadera siempre bajo anestesia general.  Ya que así relajamos la musculatura y obtenemos una posición mucho mejor.

Si usted tiene o quiere tener un cachorro de raza mediana o grande, no dude en consultarnos todo sobre esta enfermedad.  Nosotros recomendamos fervientemente que alrededor de los 6 meses hagamos una visita para valorar las caderas de su mascota.  CONSULTENOS!!!!

Pedro Carracedo.

El gato mayor: realizar chequeos como prevención.

13 Mar

El gato a partir de una determinada edad puede sufrir diversas enfermedades graves.  Es por ello la gran importancia en la prevención, a través de realizar chequeo geriátrico anuales, sobretodo en gatos de mas de ocho años.

Aquí os presento a Nina.  Una gata de 16 años que se nos presentó en la clínica porque se había adelgazado mucho y respiraba con gran esfuerzo.

Después de explorarla decidimos realizar  una radiografía del tórax, porque vimos que padecía gran esfuerzo al respirar.  Incluso al manipularla realizó un pequeño desmayo.  Al realizar la radiografía vimos que Nina padecía un derrame pleural.  O sea se le había acumulado líquido en la cavidad pleural.  Que es la cavidad que está entre el pulmón y la pared del tórax.

Aqui vemos la radiografía de Nina con derrame pleural. (Foto: del autor).

Aquí vemos ( para comparar) como sería, en una radiografía un tórax normal en gato.

Una radiografía normal de gato. La sombra ovalada de en medio es el corazón. (Foto: del autor).

En este caso en particular decidimos sacar el máximo liquido posible del tórax para que Nina respirara mucho mejor.  Lo realizamos puncionando y aspirando con una gran jeringa a modo de obtener el máximo liquido posible.   Este sistema es para un tratamiento temporal para aliviar al animal.  Según la causa que provoque el derrame, se podrá poner un sistema de vaciado constante, o sea un drenaje torácico permanente.

Sistema para drenar liquido en tórax temporalmente. Se trata de una aguja unida aun sistema colector, y este unido a una gran jeringa para recoger el líquido. (Foto del autor).

A Nina mediante este sistema le drenamos unos 250 mililitros ( un cuarto de litro) de liquido.  Inmediatamente la pobre Nina se encontró muchísimo mejor.  Luego repetimos la radiografía y vimos una mejora sustancial.

Nina después de drenar el líquido. La radiografía se ve mucho mas "limpia". (Foto del autor).

Muestra del líquido obtenido mediante la punción a Nina.(Foto del autor).

En estos casos, lo que realizamos luego es un análisis laboratorial del líquido para saber la causa de la enfermedad.  En el caso particular de Nina, puede ser debido a un tumor pulmonar o por problema cardíaco.  Seguramente necesitaremos realizar mas pruebas para determinar lo que le pasa exactamente a la pobre Nina.

He querido poner este post, para exponer uno de los problemas que pueden afectar a nuestros gatos mayores.  Con lo cual creo que es de gran importancia la PREVENCIÓN.   Una manera de aplicarla es realizando visitas preventivas en animales mayores dos veces al año, y realizar chequeos geriátricos (pruebas analíticas de sangre diversas) también dos veces al año.

Sobretodo esto es de gran importancia en una mascota como el gato.  Ya que es un animal que no suele mostrar síntomas de enfermedad, hasta que la propia enfermedad ya esta muy avanzada.

Seguiremos la evolución de Nina y os pondremos al corriente.

Pedro Carracedo Juste.

Leishmaniosis canina, aparición de una vacuna.

7 Mar

Quería hablar un poco sobre la Leishmaniosis, grave enfermedad que puede afectar a perros, aprovechando el momento actual en el que ha aparecido una vacuna para esta enfermedad.

La leishmaniosis es una enfermedad causada por un protozoo   flagelado y móvil  llamado Leishmania.  Este protozoo es transmitido entre perros por un vector, un mosquito del género Phlebotomus.  Son unos mosquitos de pequeño tamaño, el cuerpo no excede 3mm.

La actividad del mosquito ( cuando más puede picar) es más frecuente al anochecer y amanecer, desde primavera hasta finales otoño (meses cálidos) y vive principalmente en la cuenca mediterránea, determinadas zonas de Asia y en algunas otras zonas del globo.  Es por esto, que en nuestra zona la Leishmaniosis tiene una alta prevalencia.

Para que un perro resulte infectado , un mosquito tiene que llevar un protozoo dentro de él ( sufrir una serie de cambios en su morfología) porque ha succionado sangre de otro perro infectado.  Al picar a otro perro sano, el mosquito libera el protozoo dentro del animal.   Hay perros que a partir de aquí desarrollan enfermedad y otros no.

Perro enfermo de leishmaniosis, con lesiones en la trufa. Fotos: Autor.

Sintomas cutáneos en un perro con leishmaniosis. Foto: por el autor.

Un perro enfermo de leishmaniosis puede tener como sintomas:   Pérdida de peso, problemas cutáneos, aumento de tamaño de los ganglios linfáticos, sangrado nasal, vómitos, diarrea etc…  Para diagnosticarla, los veterinarios disponemos de tests sanguíneos para detectar anticuerpos, identificación directa del protozoo en médula osea, etc…

Aquí vemos protozoos de Leishmania dentro de un macrófago, en un perro enfermo de Leishmaniosis. Foto: por el autor.

El tratamiento puede llevar a la curación total de los síntomas del perro, no así a la eliminación del parásito.  Ya que el parásito queda latente, y hay que hacer revisiones periódicas en el veterinario.  Ya que puede ser una enfermedad mortal si no se trata y en algunos perros los tratamientos no funcionan, un aspecto fundamental en esta enfermedad es la prevención.

Aquí, en la prevención es donde aparece la nueva vacuna para Leishmania.  Esta vacuna de aparición reciente tras décadas de investigación, hay que explicar que no previene totalmente la leishmaniosis en nuestras mascotas.  Sino que (después de estudios realizados) el animal que recibe esta vacuna tendrá entre cuatro y tres veces menos probabilidades de enfermar que otro animal no vacunado.  Cabe decir que los resultados se han obtenido después de un estudio con un número limitado de animales, y hay que esperar un tiempo aún para sacar conclusiones.

Creo que la prevención se hace muy efectiva, cuando luchamos contra el vector (mosquito).  Colocando a nuestra mascota collares antimosquitos, pipetas (spot-on) , y reduciendo el contacto con el vector (limitando salidas del animal, evitar zonas de riesgo….)

Si tienes alguna duda sobre esta enfermedad o sobre la vacuna no dudes en consultarnos.

Pedro Carracedo

A %d blogueros les gusta esto: