Tag Archives: inducción vómito perro

Inducción del vómito en perros y gatos.

12 Nov

3

Imagen de petisland.com.mx.

Hola!

En algun post hemos hablado de la inducción del vómitos en el perro o en el gato.

La inducción del vómitos muchas veces es una medida que tenemos que tomar para evitar intoxicaciones o evitar que un objeto que se ha tragado el animal puede provocar obstrucciones intestinales.

Por ejemplo, un caso dónde la inducción del vómito o emesis estaría indicada es en la ingestión de raticidas.

Si acabamos de ver que accidentalmente nuestro perro se ha comido una bolsita con un producto raticida la inducción del vómito será muy importante ya que si conseguimos que vomite el producto evitaremos la absorción de este y por lo tanto la toxicidad.

Otros casos parecidos serían: ingestión de cigarrillos, ingestión de marihuana, ingestión de chocolate, ingestión de medicamentos…

En la mayoría de casos donde la emesis está indicada el tiempo es un factor clave: deberá hacerse lo antes posible,  incluso antes de ir al veterinario.

Antes de tomar la decisión de inducir o no el vómito se debería contactar con un  veterinario para que puede indicar si es necesario o no y si el animal requiere control veterinario urgente. En algunos tóxicos la inducción del vómito podría ser incluso más perjudicial que el propio tóxico.

Sólo si el veterinario lo considera se podrá inducir la emesis en casa.

A continuación os explico cómo hacerlo en casa de manera segura y qué productos podemos utilizar.

Los productos que podemeos usar en casa son:

– agua oxigenda al 3%:  0.24-0.5 ml/Kg, vía oral.

– jarabe de ipepacuana: 2-6 ml dosis total, vía oral.

 

El agua oxigenada se suele utilizar diluida al 3% con agua ( que seria aproximadamente 6 ml de agua oxigenada en 1 vaso de agua) y es una medida bastante efectiva como emético.  Una vez que se la demos al perro, es recomendable darle un pequeño paseo, incluso un pequeño masaje en la zona abdominal para favorecer que el agua oxigenada se mezcle bien con el contenido del estómago.

El vómito debe ocurrir en 15-20 minutos. Si no ocurriera, se puede repetir la operación y si tampoco ocurriera en este caso se recomienda que se lleve a un veterinario para que éste recurra a un emético más fuerte.

El jarabe de ipepacuana puede utilizarse una sola vez pero puede tener efectos indeseables y solo lo utilizaremos como segunda opción al agua oixgenada.

Para administrar ambos productos deberemos:

– mantener el animal en posición sentada, elevarle el mentón y extenderle el cuello.

– introducir un jeringa con el producto por el canto lateral de los labios manteniendo la boca cerrada.

– introducir el líquido.

Normalmente en 5-10 minutos se producirá el vómito

Es muy importante que el paciente no lleve un bozal cuando se espera que el vómito ya que aumenta el riesgo de neumonía por aspiración.

Es muy importante examinar el vómito para detectar si la sustancia nociva que ha ingerido el perro se ha eliminado y, recordad, siempre hacerlo si un veterinario os lo ha aconsejado antes.

Iris Pérez.

Intoxicación por marihuana en un perro.

2 Oct

Planta de marihuana.
Imagen de vicodina.com.

Hola! Hoy os explicaré una aventura un poco rara que viví ayer.

Lua es la perrita de la amiga de un familiar. Lua es un cruce de gos d’atura que vive junto a Gaia, un cruce de pittbull, en una casa ocupada con su dueña. Ayer sobre las nueve y media de la noche me llamó su dueña preguntándome si podía mirarme a Lua ya que  estaba débil, se tambaleaba y estaba muy nerviosa.

Imagen de animalessinhogar.naturalforum.net-

Quedamos cerca de su casa, en el exterior de una parada de metro y cuando llegué me encontré a Lua tumbada en el suelo, si se levantaba se tambaleaba y estaba muy excitable. La exploré y tenía las pupilas muy dilatada y nistagmo (movimineto anormal de los ojos). Estaba también un poco bradicárdica.

Por los síntomas que presentaba y la aparición aguda de estos, sospeché de la ingestión de alguna droga, concretamente marihuana.

Preguntando me comentaran que podría haber ingerido ketamina pero era muy improbable. También en un inicio me comentaron que era imposible que hubiera ingerido marihuana pero al final, su dueña descubrió que habían desaparecido de encima de la cocina dos galletas hechas  con marihuana.

Así que busqué un centro veterinario próximo abierto las 24h para comprar suero y una bránula y le puse sueroterapia intravenosa.

Esta mañana Lua está recuperada al 100%.

La intoxicación por marihuana (Cannabis sativa) vía oral o inhalada es posible en perros.

El compuesto químico con propiedades psicoactivas  predominante en el cannabis es el tetrahidrocannabinol, también conocido por sus siglas, THC.

La ingestión se caracteriza por la aparición aguda de signos nervios como depresión, ataxia, hipotermia, bradicardia (disminución de la frecuencia cardíaca) que puede llevar a coma.

Los signos clínicos pueden durar hasta 24-96 horas en perros.

El tratamiento se base en:

1. Provocar el vómito si la ingestión se ha producido hace 15-30 minutos (hemos de actuar muy rápido).

Existen diferentes fármacos que un veterinario puede administrar para provocar el vómito. Una técnica casera que se puede utilizar es el uso de agua oxigenada con agua. Se  suele utilizar diluida al 3% y es una medida bastante efectiva como emético. La dosis apropiada de agua oxigenada es de una cucharada (equivalente a unos 5 ml) por 5 Kg de peso. Una vez que se la demos al perro, es recomendable darle un pequeño paseo, incluso un pequeño masaje en la zona abdominal para favorecer que el agua oxigenada se mezcle bien con el contenido del estómago. El vómito debe ocurrir en 15-20 minutos. Si no ocurriera, se puede repetir la operación y si tampoco ocurriera en este caso se recomienda que se lleve a un veterinario para que éste recurra a un emético más fuerte.

2. Sueroterapia para la hipovolemia o el shock.

3. Control de la función caridovascular y si la bradicardia es muy marcada administrar fármacos como la atropina.

Imagen de drogueriasaporiti.com.ar.

4. Controlar los temblores y las convulsione si aparecen.

Generalmente el pronóstico es bueno pero en casos de ingestión elevada puede ser mortal.

La dosis tóxica depende de cada animal pero en ratas se ha visto que la dosi tóxica es de unos 666 mg/Kg. En algunos estudios se ha visto que en perros con 88 mg/Kg ya se ven signos de intoxicación.

Su dueña ha aprendido la lección de no dejar sustancias peligrosas a la vista de los perros.

Iris Pérez.

A %d blogueros les gusta esto: